El presidente Evo Morales anticipa el retorno de la liberación en la región

Foto: Archivo
Los jefes de Estado de Bolivia y Rusia caminan juntos en el Palacio de Gobierno.

 

Sputnik

El presidente boliviano, Evo Morales, dio una entrevista exclusiva a Sputnik en la que destacó, entre varias cosas, la importancia de la presencia de Rusia en América. “Lo más importante es la presencia de Rusia en América Latina; Estados Unidos, con algunos países aliados, mediante sus Fuerzas Armadas planificaron desde 2017 a 2027 misiones, movimientos entre Fuerzas Armadas, acciones para supuestamente no permitir la presencia de Rusia y China en América Latina”, comentó Morales a Sputnik.

Multilateralismo 
Según el mandatario, los países que defienden el multilateralismo “tenemos la obligación de negociar acuerdos de inversión, acuerdos de cooperación, acuerdos de transferencia y de tecnología”, algunos de los cuales se firmarán con Rusia, sobre todo los relativos a la industrialización.

Entre otros temas, Rusia y Bolivia trabajarán juntos en la ampliación y creación de un Hub en el nuevo aeropuerto de la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra.

También, según el líder indígena, se espera la participación rusa en la construcción del Corredor Ferroviario Bioceánico, que unirá el Atlántico con el Pacífico y permitirá a Bolivia tener facilidades a los puertos en ambas riberas.

Durante la entrevista que mantuvo con Sputnik, Morales se mostró optimista en lo relativo a la participación rusa en la explotación del litio del país andino.

Fracasi de EEUU 
Asimismo, aseguró que Estados Unidos fracasa con su intervención en Venezuela, donde respalda al autoproclamado presidente Juan Guaidó.

Estados Unidos fracasa en su intervención a Venezuela, fracasa con la invasión, fracasa con (el intento de) golpe de Estado, con todas las políticas agresivas, económicas, militares”, dijo Morales a Sputnik.

El Jefe de Estado boliviano agregó también que esas políticas “del Gobierno de Estados Unidos hacia Venezuela no son políticas de gobiernos de América Latina; lamento mucho tener las más profundas diferencias con gobiernos de Sudamérica, de América Latina, sin embargo, nuestra lucha siempre será hacer respetar o tener un Estado soberano, un Estado con independencia pero con pueblos dignos”.

Empero, algunos gobiernos latinoamericanos, como los de Chile y Colombia, entre otros, se pusieron del lado de Washington y desde el primer momento reconocieron un gobierno paralelo al del presidente electo legítimamente, Nicolás Maduro, encabezado por Juan Guaidó.​

Venezuela vive una crisis política, que se desató en enero tras la juramentación de Maduro para el período 2019-2025, y luego de que Guaidó se autoposesionara “presidente encargado” de Venezuela.

En cuanto a la cooperación militar, Evo Morales ratificó la intención de su país de adquirir equipamiento militar ruso, en especial helicópteros para apoyar en las labores de la Defensa Civil.

“La Fuerza Aérea recomienda la compra de tecnología a Rusia, para la Defensa Civil, pues hay inundaciones y desastres naturales”, apuntó el Presidente y agregó que en especial serían helicópteros. El gobernante explicó que esto “será todo un trabajo conjunto entre Rusia y Bolivia”.

Reiteró que en especial se vería el tema de la compra de los helicópteros, pero que hay mucha tecnología de Rusia que les interesa.

“Últimamente he escuchado que el helicóptero más grande del mundo está en Rusia y levanta 90 pasajeros. Eso es un avión”, resaltó el Jefe de Estado.

También dijo que Bolivia espera coordinar su doctrina militar antiimperialista con la de Rusia. “Yo he creado una escuela militar antiimperialista, quisiera esta doctrina —que es nacionalista, antiimperialista en las Fuerzas Armadas— compartirla con la doctrina de las Fuerzas Armadas de Rusia”, acotó el mandatario sudamericano en declaraciones a Sputnik.

El gobernante recordó que antes los mejores alumnos de las escuelas militares de Latinoamérica iban al Comando Sur de EEUU.

Pero ahora son “otros tiempos, de integración, no son de invasión, son tiempos de hacer respetar la soberanía de los Estados, la dignidad de los pueblos”, acotó Morales.

Recalcó que en ese marco “en Bolivia las Fuerzas Armadas son del pueblo y para el pueblo”.

Y enfatizó el interés por compartir con Rusia las experiencias bolivianas “en las doctrinas militares, en la defensa y en el derecho internacional”.

Además, el Presidente boliviano destacó la intención de que su par ruso, Vladímir Putin, pueda asistir a la inauguración del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear que Rusia edifica en la ciudad boliviana de El Alto, en el área urbana de La Paz.

“Es lindo (el centro), esperamos que en la inauguración nos pueda acompañar el presidente Putin, sería lindo”, expresó Morales.

La primera autoridad boliviana expresó su esperanza de que la inauguración se celebre en 2020.

“Es una gran inversión que estamos haciendo ahí, y Rusia está prestando servicio transfiriendo tecnologías para esta energía nuclear”, señaló.

Por su parte, la directora general ejecutiva de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), Hortensia Jiménez, informó que el centro de investigación nuclear entrará en funcionamiento en 2021.

Esta obra “no solo es tecnología, sino también conocimiento científico”, sostuvo el Jefe de Estado, tras constatar que también se lleva a cabo en Rusia la preparación de becarios bolivianos que en el futuro se encargarán del funcionamiento del centro en El Alto.

América Latina volverá a tener gobiernos como los de Lula, Néstor Kirchner y Hugo Chávez, y recuperará su tendencia de liberación, soberanía e independencia, resaltó Morales.

El mandatario confía en que es “momentáneo” lo que está ocurriendo en países como Argentina, Brasil o Colombia, gobernados por la derecha. “No estamos lejos de eso. Seguro que vamos a recuperar nuevamente esa tendencia a la liberación, esa tendencia a ostentar Estados con soberanía e independencia” comentó la autoridad.

Desde que asumió como presidente de Bolivia, a principios de siglo, Morales criticó la posición de Washington y su injerencia en Bolivia y la región, con la incitación a desobedecer a los gobiernos de izquierda, incluso con llamados a la violencia.

Durante su mandato expulsó al embajador estadounidense de La Paz y recordó que el único país de América donde no es factible un golpe de Estado es Estados Unidos, porque no tiene embajada estadounidense.

Bolivia no puede volver al pasado, porque el pueblo es sabio y sabe que sería volver a ser un país mendigo, indicó el presidente Evo Morales en alusión a una hipotética derrota en las elecciones de octubre.

“Dudo que (Bolivia) pueda volver al pasado. Como siempre, los que vienen del pasado quieren aparecer como nuevos (...) El pueblo es sabio y sabe que volver al pasado es volver otra vez a ser un país mendigo. Ahora, en esta lucha somos un pueblo digno y dudo que fácilmente pueda el pueblo equivocarse”, manifestó.

 

LA OPOSICIÓN BOLIVIANA LA ENCABEZAN CONGRESISTAS DE EEUU

Para el líder indígena, si se hace un repaso de la historia, incluso con recortes de prensa, se pueden encontrar sugerencias del Banco Mundial, como aquella que llamaba a la privatización de todo. “Por ejemplo, el Banco Mundial decía, en la década del 90, que YPFB, que es la empresa de gas que tienen los bolivianos, tenía que privatizarse sí o sí. Los periódicos comentan, informan, que las políticas bolivianas se decidían en Washington”, insistió.

La oposición boliviana la encabezan congresistas de Estados Unidos y autoridades del Departamento de Estado de aquel país, advirtió Evo Morales.

“La ventaja que yo tengo, y también todo nuestro proceso y los militantes de este movimiento político de liberación, es que la oposición (la) encabezan congresistas, autoridades del Departamento de Estado de Estados Unidos, acompañados por la derecha boliviana”, manifestó el líder indígena y añadió que “el pueblo unido se da cuenta de quiénes son los enemigos internos y externos”.

En ese escenario, aclaró, “no es tan difícil ganar las elecciones. Esa es nuestra experiencia. Ustedes saben que hemos empezado con más del 50% después de más de 30 o 40 años de democracia y ahora estamos con más del 60%”.

Destacó “ganamos las últimas elecciones con más del 60%” de los votos y resaltó que “hay una excelente reacción, inclusive esta vez por empresarios, de las nuevas generaciones”.