Gobierno proyecta alianzas con medios y profesores

El ministro Manuel Canelas y Tania Sánchez.
Foto: Gonzalo Jallasi

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, señaló que la estrategia gubernamental para reducir los índices de violencia y feminicidios tendrá como principales aliados a los medios de comunicación y a los profesores.

A la conclusión de la primera sesión del Gabinete de la Mujer, realizada ayer en La Casa Grande del Pueblo, el titular de Comunicación añadió que para frenar la violencia se requiere un fuerte trabajo del Gobierno central, de las alcaldías y de la sociedad civil.

Destacó la importancia de una alianza con los medios de comunicación para que colaboren con las campañas de concientización, en tanto que en las unidades educativas serán los maestros los que reflexionarán a los estudiantes e incidirán en que no deben cometer actos de violencia contra las mujeres.

Por su parte, la directora del Servicio Plurinacional de la Mujer y de la Despatriarcalización, Tania Sánchez, afirmó que no se quiere endurecer las penas, sino desarrollar estrategias conjuntas que den respuestas efectivas mediante el compromiso social de las distintas organizaciones sociales, empresas públicas y privadas.

“Es un problema de la sociedad en su conjunto, por ello hay que fortalecer acciones articuladas para cambiar las estadísticas (73 feminicidios hasta ayer)”, dijo.

Mejores condiciones 
Canelas aseguró que encontrar la respuesta al problema de los feminicidios y la violencia es el origen de la estrategia, por ello se trabajará en la validación de varias hipótesis.

“Probablemente una hipótesis será que haya mejores condiciones materiales de vida para las mujeres porque ya trabajan y tienen familias, entonces no son dos cosas dominantes como el pensamiento patriarcal que hacía elegir antes”, afirmó.

Remarcó que una de las condiciones macro que explican esas actitudes violentas contra las mujeres se manifiesta cuando ejercen su autonomía política, laboral, económica, entre otras.

“Las resistencias tienen forma violenta desde cuestiones macro, como comportamientos sociales que condenan a la mujer emancipada, y micro cuando en la misma familia sus decisiones (de ser madres o trabajar) son rechazadas”, manifestó.

Propuesta final 
En la sesión de ayer, Tania Sánchez planteó una estrategia amplia y compleja que abarca diversos temas, por ello los ministros de Justicia, de Gobierno, de Educación, de Salud y de Comunicación harán este fin de semana una lectura más detenida para que el lunes, en la segunda sesión, puedan plantear algunas sugerencias a fin de terminar de elaborar y aprobar el documento final.

“Hay una amplia preocupación por el tema de los feminicidios y ello nos aflige no solo como Gobierno, sino como ciudadanos porque abarca diversas acciones desde las institucionales hasta las educativas”, detalló Canelas.