Serecí: El empadronamiento se hizo de manera pública en el país y en el exterior

Foto: Jorge Mamani/Cambio
Varios ciudadanos en pleno proceso de empadronamiento en la ciudad de La Paz.

 

Fernando del Carpio Z.

La ilegal inscripción de ciudadanos en Riberalta, Beni, que realizaba una notaria electoral de Pando “ha sido un caso aislado que se ha controlado de manera inmediata”, reiteró el director nacional del Servicio de Registro Cívico (Serecí), José Antonio Pardo. 

“Hemos tomado todas las previsiones para que las brigadas trabajen de manera coordinada, supervisada”, apuntó. 
Además, Pardo indicó que todos los puntos de empadronamiento que hay en el país están publicados en la página web del Órgano Electoral, información que incluye los horarios de atención.

“Los centros están trabajando de manera pública, se ha dado esta información a las organizaciones políticas que nos lo han solicitado; cualquier ciudadano puede entrar hoy a la página web y verificar sus puntos de empadronamiento masivo, así como el desplazamiento de las brigadas móviles, la fecha en que estarán en determinada comunidad”, explicó. 

La autoridad señaló que en el caso de las brigadas los datos se actualizan cuando hay algún retraso por lluvias o ampliación. “Tenemos páginas y redes sociales del Órgano Electoral, Facebook, donde está toda esa información, incluida la del ámbito electoral”, manifestó.
Ante el irregular registro en Riberalta (entre el 14, 15 y 16 de junio), Pardo indicó que se tomaron las  acciones que la ley establece, y tanto los funcionarios del Serecí del Beni como los de Pando “han presentado las denuncias y han hecho las declaraciones ante el Ministerio Público, que es la instancia que tiene que investigar este hecho”.

“De haber elementos que presuman la comisión de algún delito se debe imputar y enjuiciar a los responsables, eso es lo que establece la Ley del Régimen Electoral. Cuando hay un delito electoral la autoridad que tiene que conocer estos hechos es un fiscal y el procesamiento corresponde a la justicia penal ordinaria. El Serecí y el Órgano Electoral han actuado de manera inmediata, estamos esperando los resultados de esas investigaciones”, añadió. 
La notaria fue contratada por el Tribunal Electoral Departamental (TED) de Pando, y con equipo del Serecí empadronaba en un hotel de Riberalta a gente de Beni en los registros del departamento de Pando. La oposición calificó como un fraude este hecho, pero Pardo asegura que fue detectado, se investiga y es un caso aislado que no afectará la transparencia del proceso electoral.

Depuraciones
Respecto a la depuración de los fallecidos, el director del Serecí explicó que la gente que está en el padrón electoral  para ser depurada tiene que tener una partida de defunción inscrita en el Registro Civil.

“Si ha sido registrada de manera correcta por los familiares, con todos los nombres, apellidos, con el número del carnet de identidad, la depuración se hace de manera efectiva”, aseveró.

La autoridad señaló que si hay casos de difuntos no registrados, no se puede hacer la depuración, tampoco si se registra la partida de defunción con errores; “sin el apellido y sin el número de carnet de identidad hay el riesgo de que esa depuración tampoco se opere”. 

“Es responsabilidad de todos los ciudadanos registrar la defunción de nuestros parientes de manera correcta. Si cumplimos con esa obligación no tienen que tener duda de que la depuración va a ser efectiva. Todos los padrones del mundo tienen difuntos en sus listas, porque recordemos que en Bolivia el padrón electoral se concluye más de un mes antes de que se desarrolle la elección”. 

En Bolivia y en todos los países del mundo la gente se muere todos los días. 

Pardo subraya que hay un control definido en la norma electoral de Bolivia y ese control es el ciudadano o ciudadana que ha sido designado jurado electoral. El día de la elección, el jurado electoral debe exigir el documento de identidad al votante, “debe verificar su identidad y para eso tiene una fotografía, datos biográficos y la tiene a la persona en frente, ese es el control máximo que tenemos en el acto electoral el día de la elección”. 

“Eso de que algún muerto vote nunca se ha podido demostrar, primero porque es prácticamente imposible que un muerto vote y porque existen controles, la ciudadanía convertida en jurado que no permite que una personas venga con un carnet ajeno a votar”, subrayó. 
Pardo reiteró que cada vez es más necesario que todas las personas tengamos nuestros documentos en orden. “Nosotros esperamos que todas las defunciones que hayan sido registradas estén correctas, completas y nos permitan hacer una depuración certera de la ciudadanía difunta, pero el hecho de que existan registros no actualizados no implica ningún tipo de fraude o algo por el estilo”, añadió. 

Empadronamiento
Durante 45 días, desde el 31 de mayo hasta el 14 de julio, se realizó el empadronamiento masivo en todo el país, así como en 33 naciones donde Bolivia tiene representación diplomática o consular. 

Pardo refiere que la mayoría de los registros corresponden a jóvenes que ya cumplieron 18 años, aunque “existen casos excepcionales, extraordinarios de gente mayor que recién se ha documentado, por ejemplo en el área rural, o de gente que ha vuelto al país y recién se está empadronando”. También se empadronan las personas que cambiaron de domicilio; en todos los casos el documento que se debe presentar es la cédula de identidad vigente.
 

Bolivia va a las urnas con un padrón altamente confiable

“Hay que recordar a la población que el padrón con el que estamos entrando a esta elección es un padrón auditado por la Organización de los Estados Americanos (OEA), en el que se ha dado curso a varias demandas y peticiones de los actores políticos”, resaltó el director nacional del Serecí, José Antonio Pardo.

La comisión internacional realizó la auditoría  en 2017 y presentó su informe indicando que “es un padrón que tiene 98,9% de confiabilidad, un estándar altísimo que nos garantiza contar con un padrón auditado y que tiene la biometría de las personas”.

La OEA realizó algunas recomendaciones y Pardo señala que se han cumplido varias y están en curso otras, algunas son de corto, mediano y largo plazo; es un padrón de todos los bolivianos, no se pueden hacer las mejoras de manera inmediata.

Entre las recomendaciones a corto plazo están la implementación de centros de empadronamiento, que están siendo publicados y son de conocimiento de la ciudadanía; se ha dado un plazo de 45 días para que la población se empadrone, se ha utilizado la inclusión de idiomas originarios en varias zonas y se movilizó a brigadas móviles en las zonas indígenas.

“Está en curso la modernización, actualización de nuestra plataforma tecnológica; todos los padrones del mundo deben ser modernizados cada cierto período. Nuestra plataforma va a cumplir 10 años de uso de padrón biométrico en el país, y el Órgano Electoral está tomando acciones para iniciar los procesos que permitan su actualización, modernización”, explicó.

La obtención del ISO Electoral es uno de los objetivos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), y Pardo considera que en el momento el  proceso electoral en Bolivia es garantizado, “la voluntad del ciudadano se expresa en el voto y el voto en los cómputos y resultados, no hay duda de que en Bolivia hay garantía de que se hacen elecciones transparentes y con un padrón confiable. El ISO será un elemento más que nos permita facilitar y estandarizar procesos electorales”, aseveró.

Con la obtención del ISO, según la expresidenta del TSE Katia Uriona, “la población tendrá la certeza de la administración correcta de los procesos electorales”.

Cantidad de electores se conocerá el 11 de septiembre 

El Servicio de Registro Cívico (Serecí) hará conocer el padrón electoral, tal como lo establece el calendario electoral, el 11 de septiembre.
El padrón para las elecciones judiciales de 2017 fue de 6,4 millones de personas, y sobre la proyección para los comicios de este año, el director nacional del Serecí, José Antonio Pardo, respondió: “No tenemos perspectivas técnicamente definidas”.

“No corresponde dar un tope, límite o meta porque los cambios de domicilio no se pueden calcular, la gente que cumplió 18 años no siempre se empadrona porque viaja, porque todavía no tiene el documento o porque no le interesa. Dar proyecciones te puede llevar a que si te pasas, haces algo mal, o si no llegas fuiste ineficiente, por eso como Serecí no manejamos ningún tipo de proyecciones; el padrón final es el que se evalúa, y se habla con propiedad porque se tienen los datos del registro”, afirmó. 

El empadronamiento masivo que comenzó el 31 de mayo se cierra hoy (14 de julio) tanto en el país como en el exterior, y de inmediato el Serecí se dedica a elaborar el padrón que oficialmente entregará en septiembre y que regirá en el territorio nacional y en los 33 países donde también se desarrolló el registro.

Padron Electoral 

-El padrón electoral para las elecciones judiciales 2017 fue de 6.438.801 personas. 

-En los tres departamentos del eje se concentra la mayor cantidad de registros: La Paz (1.792.978),  Santa Cruz (1.677.634) y Cochabamba (1.216.294).

-El padrón para las elecciones generales 2014 fue de 6.245.959, de esa cantidad 5.973.901 fueron registrados en territorio boliviano y en el exterior, 272.058 personas.

-El padrón para  las elecciones  generales  de  2005 fue de  3.671.152 personas.