Se inicia la construcción de vía de acceso al centro nuclear en El Alto

Masiva concentración de vecinos del Distrito 8 en el inicio de obras de la vía.
Foto: Prensa Vicepresidencia

 

Redacción central / ABI y Cambio/Edición Impresa

El vicepresidente Álvaro García Linera inició ayer la construcción de la avenida Arica, de 5 kilómetros, que permitirá el acceso al Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear, en la urbanización Parcopata de la ciudad de El Alto.

En el evento, que se desarrolló en el Distrito 8 de la urbe alteña, García Linera explicó que la obra, que demandará una inversión de 30,8 millones de bolivianos, permitirá el ingreso del equipamiento tecnológico al Centro de Investigación Nuclear. Para ello se realizaron las firmas de convenio entre la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN) y las empresas ejecutoras del proyecto. 

Los trabajos de pavimento rígido e implementación de sistemas de iluminación se realizarán desde la intersección de la avenida Arica y 6 de Marzo hasta el centro nuclear. 

García Linera destacó que el pavimento de esa nueva avenida será cemento 100% boliviano, ya que lo producirá la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol).

“En primer lugar, esto servirá para mejorar la calidad de vida de los vecinos. He venido por allá, muchas calles de tierra, me ha dado mucha pena. El Distrito 8 necesita más pavimento y enlosetado”, advirtió. 

García Linera pidió esfuerzo y rapidez a la Empresa Estratégica Boliviana de Construcción y Conservación de Infraestructura Civil (EBC), que se hará cargo de la ejecución de esa obra, que debe estar concluida hasta diciembre. 

Más tarde, el Vicepresidente y la directora ejecutiva de  la ABEN, Hortensia Jiménez, recorrieron la construcción del centro nuclear.
“Aquí está el futuro, el trabajo para los jóvenes, por fin temas atómicos por parte de Bolivia, esto es de uso pacífico de la energía nuclear para la agricultura, para la salud y para obtener energía”, aseveró García Linera. 

Explicó que uno de los componentes del centro será el hospital de medicina nuclear para atender y curar de manera gratuita a los enfermos con cáncer, y una planta para generar radiofármacos, que actualmente son importados para atender a los pacientes. También se contará con una planta de irradiación para garantizar la inocuidad alimentaria de los productos agrícolas que se exportarán, y de igual forma se compone de un centro de investigación para ser copartícipes de los estudios de la generación de la energía eléctrica resultante de la fusión nuclear.