EEUU deporta migrantes a México previo a las redadas

Un grupo de personas trata de saltar el muro para entrar a territorio estadounidense.
Foto: EFE

 

EEUU / EFE/Edición Impresa
El arribo diario de un centenar de migrantes mexicanos desde Estados Unidos hasta la ciudad de Matamoros anticipa la posible llegada de más personas y pone en alerta a las instituciones, luego de las anunciadas redadas masivas por parte del presidente Donald Trump.

Durante julio, por la frontera norte del nororiental estado mexicano de Tamaulipas, se incrementaron considerablemente el número de personas que son repatriadas de Estados Unidos a través del cruce internacional Puente Nuevo, que conecta las ciudades de Brownsville (Texas) y Matamoros, en Tamaulipas.

De acuerdo con datos proporcionados por el director de la Casa del Migrante en Matamoros, Juan Sierra Vargas, durante este mes las autoridades estadounidenses regresaron a México unos 100 migrantes por día.

Y la cifra puede incrementarse en los próximos días debido a las políticas migratorias interpuestas por Trump.

El jefe de la Casa Blanca confirmó el viernes que su gobierno iniciará este domingo redadas masivas en nueve ciudades del país para deportar a miles de indocumentados, y dijo que planea visitar en algún momento un centro de detención.

Ante ello, los representantes de la Casa del Migrante en Matamoros se muestran preocupados.

Ya que si aumenta el número de deportados podría crecer el problema social, pues alegan que no cuentan con la infraestructura suficiente para brindar cobijo ni alimentos a tantas personas.

Aterrorizan a niños y dividen  familias

Grupos proinmigrantes denunciaron que las redadas anunciadas por el Gobierno estadounidense contra indocumentados “aterrorizarán a menores y separarán familias”.

La presidenta de la organización Families Belong Together, Jess Morales Rocketto, señaló en un comunicado que “la crueldad es el punto: las redadas masivas aterrorizarán a menores, separarán familias y creará el caos por el país”.

“La administración (de Trump) está ejecutando una agenda cruel, supremacista blanca para traumatizar a familias en vez de tomar acciones para abordar las condiciones horribles que están matando a menores migrantes bajo custodia de EEUU”, dijo Morales Rocketto.

Mary Bauer, responsable de Southern Poverty Law Center (SPLC, en inglés), hizo hincapié en un comunicado en que el gobierno actual “está aterrorizando deliberadamente” a familias y comunidades de inmigrantes.

“El maltrato continuado de los menores en instalaciones de detención y los asaltos a comunidades de migrantes mediante la amenaza de redadas muestran que la prioridad de esta administración es aterrorizar a comunidades”, consideró.

Protestan contra política migratoria de Trump

Manifestaciones para exigir el cierre de los centros de internamientos para migrantes, considerados “aberrantes” e “inaceptables”, se registraron en cientos de ciudades de Estados Unidos, cuando Washington prepara para hoy redadas masivas contra personas indocumentadas en este país.

Miles de personas participaron en varias localidades para denunciar la situación que sufren los migrantes en las instalaciones destinadas para su detención mientras se estudia su situación migratoria. 

En Florida, cerca de 500 personas realizaron la velada de protesta frente a un centro en el sur del estado, en donde las autoridades están albergando a casi 2.000  menores indocumentados.

Movilizaciones similares se expresaron en rechazo a la política migratoria, que condujo a la retención de los niños en instalaciones cuyas condiciones sanitarias son cuestionadas. 

En Washington, cientos de personas se concentraron en la Plaza Lafayette, frente a la Casa Blanca, donde la congresista demócrata Norma Torres manifestó que no es suficiente decir que no se está de acuerdo con las injusticias que suceden en la frontera sur, “tenemos que organizarnos”. (Telesur)