Gobierno invirtió Bs 2.986 millones para garantizar agua y alcantarillado en el departamento de La Paz: Ortuño

Instalación de servicio de agua.
Foto: Internet

 

ABI / Cambio Digital

El ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, informó el lunes que en 13 años de gestión el Gobierno nacional invirtió 2.986 millones de bolivianos para garantizar los servicios de agua potable y saneamiento básico en el departamento de La Paz.

"Sólo en agua y saneamiento básico, la inversión ejecutada por el Gobierno del presidente Evo Morales, es cuatro veces más el monto que anteriores gobiernos han destinado a esos sectores entre los años 1993 y 2005, cuyo acumulado fue de bolivianos 690 millones", detalló Ortuño, citado en un boletín de prensa.

Precisó que, a través del programa Mi Agua, el Gobierno ejecutó 859 obras de sistemas de agua potable, con conexiones domiciliarias y piletas públicas, también alcantarillado y letrinas, entre otros, además de sistemas de riego, en beneficio de más de 131.877 familias de 87 municipios de La Paz.

Por otra parte, destacó la ejecución de proyectos estratégicos como el Multipropósito con una inversión de 926 millones de bolivianos, que incorporará nuevas represas para la provisión de riego y agua potable a El Alto, Pucarani y Batallas.

Asimismo, dijo que se encuentra en ejecución el estudio técnico para la instalación de la primera planta de tratamiento de aguas residuales de la ciudad de La Paz, que reducirá la contaminación medioambiental y proveerá un afluente limpio para las zonas de cultivo en Río Abajo. 

Ortuño lamentó que algunas inversiones fueron postergadas o relegadas debido a la falta de concurrencia para el financiamiento, por parte de entidades subnacionales, como la Gobernación y alcaldías de La Paz y El Alto.

"Estas inversiones cuentan con un aporte grande del Gobierno nacional, pero tenemos un problema en los últimos años, casi ausencia total de cofinanciamiento de la gobernación, la mayoría de los municipios rurales aportan con el 20 o 30 por ciento. Tenemos un aporte mínimo de la gobernación y un apoyo muy reducido por parte de los municipios de El Alto y La Paz", indicó.