García Linera enciende la "tea de la libertad" y da inicio al homenaje a los caudillos de la gesta de 1809

El vicepresidente enciende la 'tea de la libertad' de La Paz.
Foto: Vicepresidencia

 

ABI/CambioDigital

El vicepresidente Álvaro García Linera encendió el lunes la "tea de la libertad" en la histórica casa del prócer Pedro Domingo Murillo y dio inicio al homenaje a los caudillos de la gesta de 1809, luego de participar de la lectura de la "Proclama de la Junta Tuitiva".

El segundo del Ejecutivo, en su discurso alusivo a la fecha, llamó a cumplir el legado que dejaron los héroes de la independencia de La Paz, para comprender la "libertad y democracia".

"Libertad y democracia es también trabajo en conjunto y soberanía económica", dijo García Linera.

Recordó que con esa gesta se buscó la libertad de los esclavos frente a sus patrones, la abolición de la esclavitud, la libertad de las comunidades indígenas de los tributos, pero sobre todo "la libertad entendida como igualdad entre todos" y el bien común.

El 16 de julio de 1809 el pueblo de La Paz, aprovechando la tradicional festividad de la Virgen del Carmen, se levantó en armas contra el dominio español, realizó un Cabildo Abierto y depuso al gobernador Tadeo Dávila, y conformó la Junta Tuitiva el 22 de julio de ese año.