Empresarios de La Paz respaldan hidroeléctricas Chepete y El Bala

Foto: Archivo
La Central Hidroeléctrica Misicuni, en Cochabamba.

 

Maribel Condori Monrroy/Cambio

La Federación de Empresarios Privados de La Paz (FEPLP) respaldó los proyectos hidroeléctricos Chepete y El Bala, en el norte paceño, el primero con un potencial de 3.251 megavatios (MW) y el segundo con 425 MW, que suman 3.676 MW.

“Con relación al proyecto de El Bala y Chepete (…), como paceños, todos tenemos la obligación de buscar el desarrollo de nuestro departamento, tenemos que apoyar los proyectos que sean económicamente rentables”, dijo la semana pasada el presidente de la FEPLP, Jaime Ascarrunz Eduardo.

Señaló que los habitantes de La Paz alcanzan a casi el 25% de la población boliviana, por lo que es necesario que en el departamento se hagan inversiones que generen empleo estable y desarrollo.

En esa línea, aseguró que la energía eléctrica que se alcanzará con los proyectos hidroeléctricos El Bala y Chepete “cambiaría la vida” de las poblaciones de los departamentos de La Paz, Pando y Beni. 

“(Estos proyectos) van a cambiar la economía (de estas regiones), porque donde hay energía, alrededor hay industria y actividades empresariales de todo tipo, como por ejemplo el turismo, que lejos de achicarse va a agrandarse”, agregó.

Concluyó que es momento de “comenzar a cambiar el chip mental” y empujar a La Paz para que sea un departamento pujante y recupere su primer lugar en la economía nacional.

Gobierno garantiza inversión

Según el Gobierno, la ejecución de los proyectos hidroeléctricos Chepete y El Bala se frenó porque “supuestamente” afectaría al medio ambiente, pese a que se garantizó que las construcciones respetarán las normas que protegen a la Madre Tierra.

El vicepresidente Álvaro García Linera indicó ayer que aún “hay un debate interno entre los paceños, unos dicen no, otros dicen sí” a la ejecución de dichos proyectos de generación de energía eléctrica.

“Si la paceñidad, sus instituciones, sus trabajadores, sus organizaciones y sus intelectuales dicen no hay que hacer (los proyectos hidroeléctricos en La Paz y Beni) para no tener efectos medioambientales, nosotros respetaremos”, señaló la autoridad.

Enfatizó que la implementación del proyecto hidroeléctrico en La Paz requerirá una inversión de casi $us 3.000 millones (Bs 21.000 millones), lo cual favorecerá al desarrollo y liderazgo del departamento.

“Es una inversión fuerte que va a generar empleo, recursos, electricidad, exportación, divisas (…). Si los paceños dicen hay que hacer esa inversión vamos a traer ese dinero para generar esta fuente de generación de electricidad”, sostuvo la autoridad.