Centro nuclear tiene propósitos medicinales

Foto: ABEN
Los vecinos del Distrito 8 de El Alto inspeccionaron la construcción del CIDTN.

 

Maribel Condori Monrroy
Con una inversión que alcanza a $us 300 millones, la empresa rusa Rosatom construye el primer Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear (CIDTN), con fines pacíficos y medicinales, en el Distrito 8 de la ciudad de El Alto, de acuerdo con datos de la ABEN.  

El proyecto será dirigido por la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN) y funcionará con el objetivo de beneficiar a los sectores de salud, industria, ciencia y tecnología, además de aportar en la formación y capacitación de recursos humanos. 

Según los datos de esta institución, el CIDTN estará conformado por tres subinstalaciones: el edificio Ciclotrón-Radiofarmacia, la Planta Multipropósito de Irradiación Gamma y el Reactor de Investigación Nuclear (RIN).

AVANZA LA CONSTRUCCIÓN
La directora ejecutiva de la ABEN, Hortensia Jiménez, informó en diciembre del año pasado que luego de un arduo y largo trámite se obtuvieron los permisos correspondientes para el inicio de las primeras obras. 

“Ya contamos con las licencias, tanto radiológicas como ambientales. Hemos cumplido con esas etapas previas que se requieren para la ejecución de este importante proyecto”, señaló Jiménez.  

La ejecutiva detalló que la licencia ambiental fue otorgada por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA) y los permisos radiológicos, por el Instituto Boliviano de Ciencia y Tecnología Nuclear (Ibten).

Las licencias radiológicas fueron entregadas para iniciar la construcción del edificio Ciclotrón-Radiofarmacia Preclínica y la Planta Multipropósito de Irradiación Gamma, detalló la ejecutiva de la ABEN. 

Indicó que, considerando esos avances, comenzaron los trabajos del movimiento de tierras para los cimientos. Paralelamente, la empresa rusa Rosatom realiza los estudios y ajustes complementarios. 

“Ya estamos en obra, son tiempos bastante cortos y creemos que el último trimestre de 2019 ya tendremos funcionando el complejo Ciclotrón-Radiofarmacia y la Planta de Irradiación Gamma”, apuntó. 

Jiménez agregó que luego continuará la segunda fase, que consiste en la implementación y puesta en operación del Reactor de Investigación Nuclear —de 200 kilovatios de capacidad—, cuyo montaje se proyecta para 2020 por sus características complejas y delicadas.

Este componente es avalado por entidades internacionales.