ONU: Cae el número de muertes asociadas al SIDA

Entidades internacionales advierten sobre la reducción de fondos para investigaciones.
Foto: AFP

 

DW/Edición impresa

El número de muertes relacionadas con el sida cayó el año pasado a 770 mil, un tercio menos que en 2010, anunció ayer la ONU, aunque advirtió que los esfuerzos mundiales por erradicar la enfermedad están estancados debido a la reducción de la financiación.

Más de tres de cada cinco seropositivos en el mundo —23,3 millones de 37,9— reciben tratamientos antirretrovirales, una proporción récord, precisó Onusida en su informe anual.
Estos tratamientos que permiten no transmitir el VIH      (virus causante del sida) llegan a 10 veces más de enfermos que a mediados de los años 2000.
La cifra de muertes del año pasado es algo inferior a la de 2017 (800 mil), y un tercio menor que la 2010 (1,2 millones). La cifra está muy por debajo de la hecatombe registrada en 2004, cuando el virus del sida se cobró la vida de 1,7 millones de personas. En general, la caída del número de muertes y el mejor acceso a los tratamientos se explican por los avances realizados en el sur y en el este de África, el continente más afectado por el sida.
Onu advirtió, sin embargo, que la financiación para eliminar esta epidemia está reduciéndose. En 2018, 19.000 millones de dólares se dedicaron a programas de lucha contra el sida, 1.000 millones menos que en 2017 y 7.000 menos que la suma que se considera necesaria para 2020 (26.200).
De acuerdo con informaciones oficiales de la institución internacional, cada día se infectan 5.000 personas y la epidemia crece en algunos países. De acuerdo con estimaciones recientes del programa de la ONU, Brasil es el país que concentra más casos de nuevas infecciones por VIH en la región. El 49% de las nuevas infecciones en América Latina tienen lugar en Brasil.