Bolivia fortalece su presencia en la comunidad internacional bajo la presidencia de Evo Morales

Foto: Archivo
El Jefe de Estado pronuncia un discurso en la ONU.

 

Agencias

Bolivia logró el reconocimiento internacional por el programa que se aplica desde la presidencia de Evo Morales. La estabilidad y el crecimiento económico, las propuestas que fueron presentadas en foros internacionales y otras medidas le permitieron al país encabezar diversas organizaciones, como muestra a ese reconocimiento internacional que se mantiene.

En mayo, por ejemplo, Bolivia asumió la presidencia pro témpore de la Comunidad Andina de Naciones (CAN). En la XIX Reunión del Consejo Presidencial Andino, que se desarrolló en la capital peruana, Lima, el presidente Evo Morales convocó a la integración regional y a una reunión del Sistema Andino de Integración para septiembre en Cochabamba.

“Para Bolivia, la Comunidad Andina es de suma importancia, por lo que asumimos con mucho compromiso la presidencia pro témpore de la Comunidad Andina”, dijo Morales, quien en dicha oportunidad destacó las crisis que se superaron. 

“Cómo responder a este nuevo contexto, está claro que un país por sí solo no puede hacerlo, debemos responder unidos e integrados a nuestros pueblos, por ello la reingeniería de la CAN es un proceso importante y debe ser constante para permitir que este organismo se adecúe a los nuevos retos del contexto internacional”, sostuvo.

Propuso que la próxima Reunión del Consejo Presidencial Andino de 2020 se realice en Bolivia, cuando se entregará la presidencia pro témpore a Colombia. Además, convocó para septiembre, en la ciudad de Cochabamba, al encuentro del Sistema Andino de Integración, que no se efectúa hace 25 años. 

Comisión en la ONU 
El embajador de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, fue designado recientemente presidente de la Primera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas que trata temas de desarme y seguridad internacional. En una entrevista con la Red Patria Nueva dijo que es una de las comisiones más importantes del organismo y que tiene que ver “ni más ni menos que con los temas de desarme y de seguridad internacional”.

“Es una alta responsabilidad, no solamente por los temas que trata, sino por la situación que se vive actualmente de varias tensiones entre distintas potencias, y el desarme es un tema central de las discusiones del multilateralismo cuando existen serias amenazas”, agregó.

Este tipo de designaciones muestra el elevado reconocimiento internacional que tiene Bolivia. “Este hecho es resultado de la confianza que genera el país en la comunidad internacional”, señaló.

CELAC 
Otro ejemplo de reconocimiento internacional: en enero, en un acto realizado en San Salvador, el canciller Diego Pary, a nombre del Estado Plurinacional de Bolivia, recibió la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para la gestión 2019. El presidente salvadoreño de ese entonces, Salvador Sánchez Cerén, inició el acto de traspaso augurando una exitosa gestión boliviana.

“Expreso a nuestro estimado amigo, el canciller del hermano Estado Plurinacional de Bolivia, Diego Pary, mis mejores deseos de éxito en la responsabilidad que este día asume su país con la presidencia pro témpore de la Celac”, dijo.

Por su parte, el Canciller boliviano destacó la ardua labor desempeñada por El Salvador en la presidencia pro témpore. “El Salvador tuvo la capacidad y estuvo a la altura necesaria para avanzar en los más altos propósitos de nuestra comunidad”, manifestó.

El ministro Pary aseguró que la filosofía heredada de los ancestros convoca a encontrar el equilibrio y la armonía en la relación entre los seres humanos y los pueblos, que promueve los principios de diálogo, cooperación, solidaridad y complementariedad, y constituye el espíritu con el que Bolivia asume la presidencia pro témpore del más importante mecanismo de integración latinoamericana y caribeña. 

“Instamos a los países miembros a que el diálogo constante sea nuestro mejor instrumento de trabajo y que las palabras jamás se nos acaben, porque el diálogo será el único mecanismo que nos ayudará a construir para avanzar o resolver las diferencias”, enfatizó la autoridad boliviana. 

“Tengan la plena certeza de que lo haremos con el mayor compromiso y honrando el espíritu con el que fue creada nuestra Comunidad de Estados”, añadió.

El informe de la presidencia pro témpore saliente destacó las reuniones realizadas como región con la Unión Europea, Rusia, Corea y China, con grandes avances en temas diversos y acuerdos como interlocutor válido de la región, en política, economía, cooperación internacional, seguridad, seguridad alimentaria, agricultura, desarrollo social y otros asuntos de interés mundial. 

También destacó el posicionamiento como región en el mundo preocupada por temas relacionados con el cambio climático, y la paz y seguridad internacional.

Desde 2011, el nacimiento de la Celac fue destacado como un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política para América Latina y el Caribe; tiene como integrantes a 33 países que trabajan de manera coordinada por los intereses de la región en el marco de la solidaridad y el multilateralismo, y en temas de interés colectivo sobre economía, ámbito social y desarrollo integral.

Por otro lado, Bolivia también presidió, a través de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), la V Reunión de la Red Regional de Sistemas Públicos de Abastecimiento y Comercialización de Alimentos para América Latina y el Caribe.

Según un comunicado de Emapa, ese evento internacional contó con la presencia de delegaciones de Brasil, México, Venezuela, Costa Rica y Ecuador, entre otros.

En ese espacio destacaron las políticas públicas que se implementan en Bolivia para construir una seguridad alimentaria “con soberanía” en los últimos años.

Se subrayó que Emapa desarrolló políticas para lograr la estabilización de precios en el mercado y la consolidación de la “reserva estratégica de alimentos”.

En el encuentro se demostró que la reserva estratégica de alimentos se consolida en Bolivia, inicialmente, a través de un trabajo coordinado y de apoyo a los pequeños, medianos y grandes productores, hasta llegar a la población con alimentos a un precio justo.

En todos estos eventos internacionales, y otros que se desarrollaron durante la gestión del presidente Evo Morales, destacaron los grandes avances y las perspectivas que tiene ahora el Estado Plurinacional.

 

Presencia mundial ayuda a negociar con potencias

La presencia y el reconocimiento internacional le permite al Estado Plurinacional de Bolivia ingresar al escenario mundial a través del acercamiento y firma de acuerdos con cuatro principales potencias económicas: Rusia, China, India y Alemania, para encarar proyectos como la industrialización del litio, de hidrocarburos, el Tren Bioceánico, entre otros.

“China, Rusia, India y Alemania son mercados grandes, son mercados mundialmente muy potenciales tanto para la comercialización como para la industrialización que se da (en Bolivia), un ejemplo claro es el salar de Uyuni con la empresa alemana (ACI Systems), donde ya se tienen inversiones”, afirmó el analista económico Miguel Ángel Marañón.

En la actualidad, el Gobierno tiene suscritos acuerdos con la empresa ACI Systems, de Alemania, para desarrollar la tercera fase del proyecto industrial del litio en Uyuni, Potosí, con alrededor de $us 1.300 millones de inversión; en tanto que con la firma china Xinjiang Tbea Group-Baocheng para los salares de Coipasa (Oruro) y Pastos Grandes (Potosí) con $us 2.300 millones.

India, a través de la visita del presidente Ram Nath Kovind, también expresó el interés en proyectos como el litio y ofreció $us 13.000 millones de inversión para el área de hidrocarburos.

Por otra parte, el acuerdo más reciente fue el suscrito el 11 de julio con Rusia, en el encuentro de los presidentes Evo Morales y Vladímir Putin.