Programa de gobierno de Carlos de Mesa evidencia nuevas contradicciones

Infografía: Cambio

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa

El programa de gobierno de la alianza Comunidad Ciudadana (CC) evidencia nuevas contradicciones de Carlos de Mesa respecto a su accionar en el pasado, cuando ejerció la presidencia con políticas contrarias a las ahora planteadas.

Así lo constata el Programa de Gobierno Reformulado y Actualizado de CC, que se difundió a través de las redes sociales.

El documento consta de un resumen ejecutivo, prólogo, ¿Qué queremos? y Nuestras soluciones, luego despliega cuatro ejes: Desarrollo ético, Desarrollo sostenible, Desarrollo inteligente y Desarrollo equitativo. En ellos explica su propuesta programática, como en el caso de la Transparencia, en el que cuestiona los supuestos altos niveles de corrupción del actual Gobierno.

Sin embargo, aquello contradice a la actuación que ejerció como presidente de la República, cuando en 2004, mediante Decreto Supremo 27345, dispuso la destrucción de los denominados gastos reservados, o el hecho de que olvidó que tenía una cuenta bancaria en España y las contradicciones en las que se envolvió por la venta de un departamento en 2009 (propiedad de sus padres).

En el tema de empleo, plantea equidad y garantiza el acceso a la salud gratuita; sin embargo, en marzo de 2005, cuando renunció a la presidencia, dijo que parte de los salarios que pagaba como Estado era la “limosna internacional que recibió porque extendió la mano”.

Ofrece reducir la pobreza, pero en diciembre de 2018 declaró a El Deber: “No podemos seguir con el rentismo que le hace daño al país”, afirmación que luego la negó y por el cual cambió de discurso.

APOYO DE REYES VILLA 

A ello se suma el mensaje, a través de las redes sociales, del prófugo de la justicia y exprefecto de Cochabamba Manfred Reyes Villa, quien dijo: “Es hora de que todos nos sumemos a la candidatura de mayores posibilidades en derrotar a la dictadura, que inicie un cambio verdadero  y saludable, que deje atrás las mentiras, la corrupción y luche verdaderamente contra la injusticia y el narcotráfico, esa ha de ser una actitud valiente y que ponga un alto a tanta atrocidad y mejor freno a convertirnos en otra Venezuela succionada por el castrocomunismo cubano”.