La epidemia de la obesidad acecha

 

Prensa Latina

La malnutrición en todas sus formas constituye uno de los mayores desafíos actuales, sobre todo ante un aumento sin precedentes de la obesidad y de las enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta.

En el reciente simposio internacional “El futuro de la alimentación”, celebrado por la FAO en esta capital, el director general saliente de esa institución, José Graziano da Silva, alertó que por primera vez en el mundo el número de personas obesas superará a las que pasan hambre.

Al intervenir ante representantes de gobiernos, académicos, investigadores, del sector privado, sociedad civil y otras asociaciones de una veintena de países, Da Silva destacó que la obesidad y el sobrepeso están presentes en todas partes, “en países en vías de desarrollo, en zonas rurales, urbanas, afectan a jóvenes, a los mayores, a las mujeres y a los hombres, a todos”.

Ello obedece principalmente al cambio dietético, las pautas de los consumidores cambian con muchísima rapidez debido a la urbanización, a la comida rápida y a otros muchos factores.

Si no cambiamos, la obesidad y las enfermedades relacionadas, como la diabetes, van a poner en peligro nuestro futuro, apuntó Da Silva y añadió que la FAO quiere “centrarse más en la nutrición por lo que ella representa para la humanidad”.

Para el directivo, los sistemas alimentarios del futuro deben proporcionar productos saludables y de calidad para todos, con el debido cuidado del medio ambiente, y en tal sentido instó a los gobiernos a promover el consumo de alimentos frescos a partir de circuitos locales de producción.