“¡Pongan fin a esta guerra dañina!”: Piñera dice que pugna EEUU y China afecta a Chile

Foto: Cambio
El mandatario chileno participa en una reunión empresarial.

 

RT

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, pidió este viernes a sus homólogos de EEUU y China, Donald Trump y Xi Jinping, respectivamente, detener la guerra comercial entre esas potencias económicas.

“End this harmful war! (¡Pongan fin a esta guerra dañina!)”, escribió el mandatario en su cuenta en Twitter.

A juicio del presidente Sebastián Piñera, la confrontación entre EEUU y China “se está intensificando, dañando a ambas potencias, debilitando el crecimiento mundial y afectando fuertemente a economías abiertas e integradas como Chile”.

Este jueves, Trump anunció nuevos aranceles contra el gigante asiático y Pekín informó que responderá con contramedidas.

Novedades de la guerra  
El último capítulo de este impasse entre China y EEUU ocurrió el jueves, cuando Donald Trump anunció la imposición de un arancel adicional de 10% sobre las importaciones chinas, por valor de 300.000 millones de dólares, a partir del 1 de septiembre.

Luego, informó que ese 10% se podría elevar a un 25% más adelante.

Ante estas imposiciones, China anunció que tomarán contramedidas contra Wa- shington. “Creo que EEUU debería pensar cuidadosamente antes de tomar estas medidas, ya que tendrá que enfrentar las deplorables consecuencias de sus propias acciones”, dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying.

Actualmente, ambas naciones negocian un acuerdo comercial, pero aún no ha sido cerrado. Donald Trump amenazó con que será significativamente más difícil para China obtener condiciones favorables si retrasa las negociaciones hasta después de las elecciones presidenciales de 2020.

Según Trump, Xi quiere llegar a un acuerdo comercial con Washington, pero “no se mueve lo suficientemente rápido”.

Efecto internacional
Las nuevas sanciones comerciales contra China anunciadas por Donald Trump agarraron por sorpresa a los mercados mundiales financieros, hundiendo las bolsas y disparando valores refugio como el yen.

En tanto, las principales bolsas europeas, que ya sufrieron una fuerte sacudida el jueves cuando se anunciaron las nuevas medidas, se mantenían a la baja a media jornada. El FTSE 100 de Londres acusaba un descenso del 1,8%, el Dax 30 de Fráncfort del 2,6%, el CAC 40 de París acentuó su debacle con una caída de 3%.

La divisa estadounidense perdió terreno ante el euro desde el jueves por la noche. El viernes por la mañana se observó que la moneda común europea se estabilizaba en torno a 1,108 dólares.

El banco central estadounidense recortó sus tasas un cuarto de punto el miércoles pero Trump, que había pedido una bajada “fuerte”, reaccionó rápidamente para mostrar su decepción por esta disposición. Los inversores más inquietos privilegiaron por su parte los activos considerados refugio en caso de turbulencia.