Bolivia se encamina a ser la nación más segura de la región con el BOL-110

Foto: Archivo
Los vehículos y el equipamiento fueron presentados en la Anapol.

 

Roberto Medina

Bolivia ocupa el tercer puesto en el ranking de Estados más seguros de la región, por detrás de Chile y Ecuador, según Latinobarómetro, sin embargo, el gobierno del presidente Evo Morales asumió el reto de convertir al país en el más seguro, es así que con una inversión de 105 millones de dólares se pondrá en marcha el proyecto de seguridad ciudadana BOL-110.

“El desafío es reducir y, si es posible, eliminar la inseguridad en todo el territorio boliviano”, señaló el Jefe de Estado en 2016 al anunciar la adquisición de equipos de alta tecnología para fortalecer el trabajo de la Policía.

La primera etapa del proyecto comprende la construcción del Centro de Comando y Control, en la avenida Villalobos de La Paz. Desde esta instalación se atenderán los requerimientos de la población, para brindar una respuesta inmediata. En el mismo predio funcionará el sistema de videovigilancia, como gestión de seguridad de tráfico.

Las obras ya están concluidas y solo se espera que el proyecto empiece en el primer semestre de 2020.

También se construirá el Centro de Videovigilancia en El Alto, que contará con cámaras de identificación de matrícula, alarmas de botones de pánico, drones y otros equipos.

Tecnología de punta

El Estado adquirió drones de uso policial para el patrullaje aéreo, patrullas inteligentes con cámaras y computadoras abordo para el reconocimiento facial y de placas de automóviles. Además de cámaras de videovigilancia, buses para transportar a los uniformados, sistemas de comunicación, handys y equipamiento de última generación para los efectivos.

Un grupo de 250 policías egresados de la Academia Nacional de Policías (Anapol) y de las escuelas básicas (Esbapol) practican y se capacitan en el manejo de las 550 cámaras de videovigilancia instaladas en La Paz y El Alto.

Las infraestructuras

Se construyeron Estaciones Policiales Integrales (EPI) en varias regiones del país y se implementaron los comandos departamentales, a fin de que la Policía trabaje de manera coordinada y enlazada.

Patrullaje aéreo

Con una inversión gubernamental de más de 3,9 millones de bolivianos, el servicio Aéreo Policial de Santa Cruz potenció sus labores, ya que acondicionó un hangar en el aeropuerto El Trompillo, realizó el mantenimiento de dos helicópteros, adquirió tres simuladores, dotó ítems y contrató seguros.

Este servicio aéreo fue inaugurado en Santa Cruz, en 2013, para reducir los elevados índices de criminalidad  que tenía la ciudad, al igual que El Alto.