Morales declaró prioridad nacional la lucha contra los feminicidios

Infografía: Cambio

 

Roberto Medina

En el primer semestre del año fueron reportados 73 feminicidios a escala nacional, una cifra inusual y alarmante porque superó las estadísticas de gestiones anteriores.

Datos del Sistema Integrado de Gestión de Causas Penales I4 del Ministerio Público establecen que los crímenes contra las mujeres se suscitan principalmente en el eje del país: 25 en La Paz, 15 en Cochabamba y 10 en Santa Cruz. Al margen de ello, se cometieron feminicidios en los siguientes departamentos: Oruro (7), Beni (4), Tarija (4), Potosí (4), Pando (2) y Chuquisaca (2).

Ante esta situación, el 15 de julio el presidente Evo Morales presentó el plan de urgencia y emergencia que consta de un decálogo y dos decretos. Mediante los 10 pactos fue declarada como prioridad nacional la lucha contra el feminicidio y la violencia hacia las mujeres, niñas y adolescentes.

 

TIPIFICACIÓN Y NORMATIVA

A pesar de haber tipificado como feminicidio el crimen cometido contra una mujer, además de las normativas y sanciones punitivas contra este delito (con una condena de 30 años de cárcel), los casos siguen en aumento, por ello el Gobierno estableció reforzar la prevención y concienciación en el ámbito familiar, educativo, laboral y zonal puesto que hay una pérdida constante de valores.

De igual manera, las alianzas entre diversas entidades del Estado y privadas pretenden fortalecer estas acciones a fin de hacer entender a los varones que las mujeres tienen los mismos derechos y que su papel destacado en el ámbito laboral y profesional no es excusa para agredirlas física y psicológicamente hasta causarles la muerte.

 

ATENCIÓN URGENTE

El fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, aseguró que se extremarán todos los esfuerzos para que los feminicidios sean resueltos en el menor tiempo posible y que los autores tengan una pronta sentencia.

También se incidirá en detectar el origen de la violencia contras los niños, niñas, adolescentes y mujeres, ya que la mayoría de los casos se presenta en el entorno más cercano, por ello el trabajo tendrá mayor énfasis en la familia, la escuela, el barrio y el trabajo.

Inicialmente, el Ministerio de Educación, la Fiscalía y la Policía establecieron una alianza para revisar las listas de todos los maestros del sistema educativo nacional con el objetivo de verificar o descartar si tienen denuncias por violencia sexual u otras agresiones.