Posibles consecuencias por nuevas sanciones contra Venezuela

Foto: AFP
El manda-tario de Estados Unidos en un evento.

 

Nathali Gómez / RT

Tras la firma de una orden ejecutiva de congelar todos los activos del Estado venezolano en Estados Unidos, analistas coinciden en que el impacto de esta nueva medida es de orden mundial. “No podemos seguir haciendo análisis sin ver lo que está ocurriendo en el mundo”, asevera Juan Carlos Valdez, abogado experto en derecho tributario, entrevistado por RT.

EEUU contra el mundo 
Valdez dice que “el empeño de EEUU por tomar a Venezuela” se debe a que en “los ámbitos donde se está luchando por las hegemonías económico-financiera, militar y energética”, el país sudamericano pudiera determinar esta última debido a que posee las mayores reservas mundiales de crudo.

En opinión de Valdez, la Casa Blanca no tiene real interés en que haya un eventual gobierno presidido por la oposición venezolana, a pesar de su reconocimiento del diputado Juan Guaidó. “Les interesa un conflicto interno para apoderarse sin problema de la energía, como lo hacen en Libia”.

Por su parte, el internacionalista Jean-Paul Mertz considera que las acciones en contra del país latinoamericano “para tratar abiertamente de cambiar el gobierno” demostraron “que, aunque poderosa, la iniciativa unilateral estadounidense enfrenta cada vez más dificultades para implantarse”, debido a las relaciones entre países que se vinculan con “mayor independencia del dominio financiero de Washington”.

Valdez recuerda que el bloque de Rusia y China está desplazando la hegemonía estadounidense, lo que explicaría “el empeño de EEUU  por Venezuela”, para evitar que la balanza energética se incline hacia otro lado.

Ambos especialistas destacan la capacidad de resistencia de los venezolanos frente a un cerco económico y financiero, que se estrechó mucho más en los últimos años, impidiéndole al Estado realizar con normalidad la compra de alimentos, medicinas e insumos.

Un informe del Centro para la Investigación Económica y Política (CEPR, por sus siglas en inglés) revela que las sanciones de EEUU contra Venezuela causaron la muerte de alrededor de 40 mil personas entre 2017 y 2018.

Mertz, internacionalista y profesor universitario, recuerda que “al momento de evaluar el histórico de las acciones de bloqueo” debe tomarse en cuenta la Orden Ejecutiva 13692, del 8 de marzo de 2015, conocida como Decreto Obama, en el que se declara a Venezuela como “amenaza inusual y extraordinaria”. 

Sanciones 
En esa oportunidad, tal como lo sostienen incluso la oposición venezolana y voceros estadounidenses, “las sanciones no apuntaban contra el pueblo, la economía, ni el área petrolera”, sino contra el gobierno de Nicolás Maduro, considera Mertz.

Desde entonces fueron sancionados unos 90 funcionarios venezolanos, entre directores de los poderes públicos y de cuerpos de seguridad del Estado, ministros, gobernadores, miembros del Alto Mando Militar y el propio Presidente venezolano, pero también se llevaron a cabo restricciones, como el congelamiento de los activos del Estado en el exterior, el bloqueo de cuentas y las sanciones contra la petrolera estatal PDVSA.

Estas acciones, según explica Mertz, se llevan a contrapelo con una estrategia en medios, a escala internacional, que “trata de impulsar al liderazgo opositor” y de ocultar las acciones punitivas que “ellos mismos impulsaron, sin pensar en las consecuencias sobre la población”.

Entre 2017 y 2019, dirigentes opositores venezolanos hicieron giras internacionales para pedir más presión contra su país y estrechar el cerco económico. Por eso, sostiene el especialista, el antichavismo necesita mostrar ahora que las sanciones son contra los personeros del Gobierno y que, al suprimirlos del escenario, “se acaban las dificultades”.

A corto plazo, explica el profesor, estas medidas punitivas afectan directamente el envío de remesas, la situación de los migrantes, la presencia de personal diplomático en organismos como la Organización de Naciones Unidas (ONU) y el mantenimiento de activos en bancos estadounidenses.

El abogado experto en derecho tributario alude la necesidad que tiene Caracas de fortalecer la política de abrirse a nuevos mercados —que se impulsa desde hace algunos años— como India, Turquía, Irán, Rusia y China.

“Los mercados juegan un papel importante desde la perspectiva de la cantidad de personas que representan y la capacidad de compra”, dijo Valdez. “Ese bloque comprende casi la mitad de la población del mundo”, agrega.

Ante la pregunta de cómo evitar más agresiones, considera que su país debe salirse “del ámbito de influencia de EEUU”. “No van a dejar de atacarnos para lograr su objetivo”, agrega tras reiterar que Venezuela tiene “todos los recursos necesarios para ser un destino atractivo” de inversiones. 

Con respecto a las posibles soluciones, Mertz estima que lo principal es “conocer realmente el problema” para “conformar acciones eficientes respecto al bloqueo financiero”.