“Una bronca acumulada”

 

Xinhua 

El presidente argentino, Mauricio Macri, descartó ayer realizar cambios en su gabinete de ministros y confió en que el oficialismo podrá revertir en octubre próximo el resultado adverso de las primarias realizadas el domingo pasado en el país.

“Toda elección es un mensaje y nosotros lo escuchamos. Los votos que no nos acompañaron representan una bronca acumulada del duro proceso económico que tuvimos que recorrer estos tres años y medio”, dijo el mandatario durante una rueda de prensa en la Casa de Gobierno.

El espacio oficialista Juntos por el Cambio sumó en las primarias efectuadas el 11 de agosto un 32,08% de las voluntades, con el 98,67% de las mesas nacionales escrutadas.

Por su parte, el opositor Frente de Todos, integrado por el exjefe de Gabinete Alberto Fernández (2003-2008) y la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), actual senadora nacional, consiguió un 47,65% de adhesiones.

“Hay un voto bronca que se expresó en las urnas contra el devenir de una economía muy dura, y lo lamento en el alma”, sostuvo el mandatario.

“Octubre será una buena oportunidad para demostrar que el cambio continúa. Confío en que vamos a revertir este resultado”, agregó la autoridad.