Derrota de la avanzada neoliberal

 

La caída electoral de Mauricio Macri en Argentina no solo muestra un duro revés a la “avanzada neoliberal” en la región, sino que puede tener un impacto negativo en Bolivia sobre candidatos como Carlos de Mesa, quien evidencia similitudes programáticas y de campaña con el Presidente argentino. 

Las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), las cuales son una tendencia de cara a las generales del 27 de octubre en el país vecino, mostraron la victoria de la fórmula encabezada por Alberto Fernández y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que obtuvo más del 47% del padrón, mientras que el presidente Mauricio Macri consiguió el 32%. Es decir, una diferencia de 15 puntos en contra de Macri, quien tuvo que admitir que “hemos tenido una mala elección”. 

Parte de esta caída electoral del mandatario argentino tiene que ver con la crisis y el rechazo a las políticas neoliberales, según la periodista y escritora argentina Stella Calloni.    

“Ya es insostenible la situación, es insostenible en lo económico, en lo social; la desocupación aumentó este año, la tragedia de los jubilados a los que se les quitaron los medicamentos, la caída de los salarios, el aumento terrible de las tarifas, la gente no puede pagar, no puede llegar a fin de mes, es imposible”, dijo a la radio estatal Patria Nueva, reportó la agencia ABI. 

El aumento de la inflación, el desempleo y la pobreza son el talón de Aquiles de Macri.

La crisis argentina, sin embargo, no solo impacta en el país vecino. 

Según el intelectual Noam Chomsky, citado por el periódico Página 12, “el proceso de avanzada neoliberal que Mauricio Macri ha desarrollado durante su presidencia no es un problema tan solo de los argentinos”.

Por ejemplo en Brasil, el presidente Jair Bolsonaro no disimuló su contrariedad por la derrota de Macri.

Por su lado, la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffman, dijo que “con este triunfo (de Fernández) los que ganan también son los movimientos populares de Brasil y América Latina, y los que pierden son en primer lugar Bolsonaro, que apoyó públicamente a Macri, y su aliado Donald Trump”, según reportó el impreso argentino Página 12.

En Chile, el presidente Sebastián Piñera admitió que “lo de Argentina nos va a afectar”, según reportó CNN. 

Esta derrota electoral de Macri puede tener también su impacto en Bolivia, donde el candidato Carlos de Mesa imita no solo su campaña, sino que también existen similitudes programáticas. 

Por ejemplo, Mauricio Macri, en sus campañas local de 2007 y presidencial de 2015, tocaba timbres de los domicilios vestido con ropa informal, chaleco, camisa y mostrando una sonrisa.  La estrategia se denominó “Estoy con vos” y se popularizó como el ‘timbrazo’ (porque se tocaba el timbre de las casas).

De Mesa aplica la misma táctica. Se fue a tocar puertas y timbres a Tarija, Yacuiba, Villa Montes, Macharetí, Boyuibe y otras ciudades. Para esas visitas optó por vestir de manera informal con un chaleco o camisa, ropa holgada y muchas sonrisas.

Estas similitudes superan la campaña y llegan a lo programático. El ministro de Economía, Luis Arce, dijo hace poco que las propuestas de los candidatos opositores (como De Mesa, Ortiz y otros) buscan “retornar al viejo modelo neoliberal” y aplicar recetas como en Argentina, donde se vive una crisis económica. 

Según el portal Primera Línea, De Mesa y Macri tienen en sus programas medidas neoliberales, como la flexibilidad cambiaria, eliminación de subsidios y una estrecha relación con EEUU y el FMI. 

 

 

“La desocupación aumentó este año, la tragedia de los jubilados a los que se les quitaron los medicamentos, la caída de los salarios, el aumento terrible de las tarifas, la gente no puede pagar” (Estella Calloni, periodista argentina).