China condena los actos en Hong Kong

 

TELESUR / Cambio - Edición impresa
China condenó ayer la “violencia extrema” y los “ataques” de manifestantes a comisarías y policías durante el fin de semana, hechos que, según las autoridades, se constituyen en “un serio delito penal y una señal de terrorismo”.

En rueda de prensa, el portavoz del Ejecutivo chino para los Asuntos de Hong Kong y Macao, Yang Guang, manifestó que los policías fueron atacados con cócteles molotov y que como consecuencia de ello un agente resultó herido.

Las declaraciones del representante chino se producen en el marco de una nueva jornada de protestas, que en esta ocasión se concentró en el aeropuerto internacional de Hong Kong, cuyas autoridades decidieron cancelar los vuelos.

“Los manifestantes radicales usaron armas peligrosas contra el cuerpo policial, y esto constituye un serio delito penal y una señal de terrorismo”, afirmó Yang en una comparecencia en la que no se admitieron preguntas, según el diario hongkonés South China Morning Post.

“Estos actos ponen en peligro el orden jurídico y social de Hong Kong, y son una grave amenaza para la gente de Hong Kong”, añadió y renovó su total apoyo a los efectivos policiales y al sistema judicial de la región autónoma en conflicto.