Bolivia avanza para ser el país más seguro de la región

El ministro de Gobierno, Carlos Romero.
Foto: Ministerio de Gobierno

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, inauguró ayer la Conferencia Internacional de Experiencias y Buenas Prácticas sobre Innovaciones Tecnológicas para la Seguridad Ciudadana, con la participación de representantes de cinco países que intercambiarán experiencias y desafíos sobre la implementación de herramientas digitales y tecnológicas para prevenir y combatir al crimen organizado. 

“La motivación de este evento tiene entre sus sentidos el intercambio de experiencias, que es una práctica periódica, permanente y necesaria acerca de nuevos dispositivos tecnológicos que vamos implementando en materia de seguridad ciudadana”, manifestó.

Según la autoridad, es necesario intercambiar experiencias porque el fenómeno de la criminalidad es parte de las principales preocupaciones del mundo contemporáneo.

Explicó que la criminalidad afecta el “cohesionamiento” de las estructuras sociales, vulnera la convivencia colectiva, pacífica y armónica entre las personas, y daña las instituciones.

El Ministro de Gobierno reconoció que es un problema muy complejo, ya que el delito “apareció con el ser humano mismo”, y recordó que fue interpretado de distintas maneras en la historia de la humanidad.

Advirtió que las organizaciones criminales se especializan y también conforman estructuras que trascienden la jurisdicción del Estado, adquieren carácter transnacional, innovan tipologías delictivas de carácter transnacional, por lo que los Estados deben intervenir con acciones innovadoras.