Evo: Votar por la derecha es volver a un Estado mendigo

Miles de personas proclaman al binomio Evo Morales-Álvaro García Linera.
Foto: Reynaldo Zaconeta

 

Luis Cruz Ríos/Bolivia Decide/Edición Impresa

En el inicio de campaña en el departamento de La Paz con miras a las elecciones generales del 20 de octubre, el candidato del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (IPSP-MAS), presidente Evo Morales, aseguró ayer que votar por las fuerzas políticas de oposición es volver a un Estado mendigo.

“Hermanas y hermanos, votar por la derecha es votar (por el) pasado; votar por la derecha es ver nuevamente en la plaza Murillo a balas matando, masacres (y) entregar nuestras empresas. Votar por la derecha es (…) otra vez volver a un Estado mendigo, un pueblo limosnero, eso nos dejaron”, aseguró durante un acto multitudinario en la avenida Costanera, de la ciudad de La Paz.

Miles de militantes vestidos con poleras azules, chalinas blancas, banderas y pancartas confluyeron en inmediaciones del Campo Ferial Chuquiago Marka, ubicado en la zona de Bajo Següencoma.

El Jefe de Estado aseguró que el MAS-IPSP es la única fuerza política que preparó un plan de gobierno que permitirá fortalecer al sector agropecuario, energético, minero, turístico, entre otros, con miras al bicentenario de Bolivia (2025), ya que el objetivo es hacer que el Estado Plurinacional sea una potencia económica en la región, con la industrialización de sus materias primas, en los próximos 15 años.

“Evo, no estás solo, estamos contigo”, corearon los asistentes, que se apostaron a lo largo de la avenida Costanera.

Morales auguró un buen futuro para el país si las organizaciones sociales y la población no claudican frente a las propuestas de las ocho fuerzas políticas de oposición que buscan el retorno de la privatización y el neoliberalismo, y la eliminación de las políticas sociales.

Señaló que los derechistas no proponen nada al pueblo, sino más bien volver a privatizar, el cierre de la exploración minera y petrolera, y repetir la “mal llamada relocalización” con el despido de trabajadores.

Además de defender derechos individuales con su plan de ciudadanía, eliminando los derechos colectivos establecidos en el país.

“Hermanas y hermanos, revisando el programa de la derecha dice: privatización en todos los sectores. ¿Eso qué quiere decir?, no solamente privatizar minería o hidrocarburos, sino también los servicios básicos. Ustedes saben, hermanas y hermanos, (cómo era antes), agua privatizada, Entel privatizada, energía privatizada, (nosotros) hemos nacionalizado y ahora nuevamente plantean privatizarlas (…). Vean ustedes, nosotros no mentimos, no tenemos por qué mentir, no vamos a mentir al pueblo boliviano. (…) Con sus dirigentes, con sus asesores, revisen los distintos planes. Claro, no van a decir ‘voy a despedir’, sino (plantean) acabar con el extractivismo”, alertó.

En ese contexto, recordó que desde los años 80 los sectores indígena originario campesinos se organizaron para la conformación de una fuerza política que permita liberar al país del saqueo de sus recursos naturales, e iniciaron una dura lucha sindical, social, cultural, política ideológica, programática y electoral en contra de las políticas neoliberales aplicadas por Acción Democrática Nacionalista (ADN) de Hugo Banzer Suárez; el Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR) de Jaime Paz Zamora; y el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) de Gonzalo Sánchez de Lozada.

De hecho, Goni tuvo que huir del país, en octubre de 2003, luego del fracaso de su plan de exportar gas a Estados Unidos por puertos chilenos.

“Estudiando fuera de Bolivia venían acá a dominarnos, a dividirnos; (esas) políticas venían de fuera de Bolivia, (…) planificaban cómo enfrentarnos a los bolivianos y cómo dividirnos. ¿Para qué dividirnos?, para dominarnos, ¿para qué dominarnos? para saquear o robar nuestros recursos naturales, desde ese momento empezó el modelo neoliberal de saqueo”, recordó.

La primera autoridad del país dijo que después de 20 años de permanente resistencia con movilizaciones y marchas; además de resistir persecuciones, asesinatos, encarcelamiento y confinamientos, los sectores sociales, junto con los intelectuales y profesionales, decidieron pasar de la resistencia a la toma del poder y para ese fin se consolidó el MAS-IPSP, que logró la presidencia de Bolivia en diciembre de 2005.

“Quiero decirles, ustedes saben muy bien, con el hermano Álvaro (García Linera), con los exministros del 2006, no nos tembló la mano para nacionalizar los hidrocarburos (1 de mayo de 2006)”, rememoró el Presidente.

Aseguró que la recuperación de los recursos naturales y de las principales empresas estratégicas del país fue resultado de la unidad y lucha de las organizaciones sociales.

Sostuvo que cuando asumió la presidencia del país, la renta petrolera era de 3.000 millones de dólares y que después de la nacionalización estos ingresos sumaron 37.000 millones de dólares hasta 2018. Además, en 2005 el país importaba gas licuado de petróleo (GLP), en cambio ahora Bolivia es el principal proveedor de ese energético en Paraguay, gracias a las plantas de separación de líquidos construidas durante la gestión de Morales.

Morales destaca tejido social de candidatos y pide analizar qué pasa en la región

Un tejido social de candidatos a senadores y diputados representa a los paceños en las listas del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), afirmó ayer el presidente y candidato a la reelección, Evo Morales.

El Jefe de Estado señaló que no fue fácil el proceso de selección y consolidar la representación de todos los sectores, como afrobolivianos, mineros, movimiento campesino, interculturales, profesionales, fabriles, petroleros, juntas vecinales y juventudes.

“(Es) un tejido social que representa al pueblo paceño, eso cuesta, lamentablemente a veces no alcanzan las candidaturas”, sostuvo.

Desde las 10.00 de ayer, miles de militantes y afiliados a distintas organizaciones sociales se concentraron en la avenida Costanera, en inmediaciones del Campo Ferial Chuquiago Marka, portando banderas azules, blancas y negras, con poleras y chalinas blancas.

“Muy agradecido por la gran concentración del pueblo paceño. Miles de militantes y simpatizantes unidos por nuestro #ProcesoDeCambio. #LaPaz fue cuna de la libertad y ahora es cuna de la lucha por la dignidad de los bolivianos. La Paz nunca nos ha abandonado y nunca nos abandonará”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

En el acto, Evo expresó su confianza de que en las elecciones generales del 20 de octubre el Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) consolidará las cuatro senadurías y todos los diputados uninominales de La Paz, El Alto y sus provincias.

Convocó a su militancia, a la dirigencia y sus bases a reflexionar sobre qué ocurre cuando postulantes del neoliberalismo vuelven a gobernar con políticas impuestas por organismos financieros internacionales.

Morales sostuvo que no quiere que en Bolivia suceda “lo que está ocurriendo en Argentina”, donde hay problemas económicos causados por el retorno del “modelo neoliberal”.

“A la Argentina vuelve la derecha, vuelven las políticas económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), ahora ¿cómo está? Tenemos familiares que están retornando masivamente”, sostuvo.

“No quisiera que ocurra eso, lo que está ocurriendo en Argentina, esa es nuestra responsabilidad”, agregó.

Mientras ello ocurría en Bolivia, en Argentina, el mandatario Mauricio Macri decidió cambiar al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, por Hernán Lacunza. El domingo anterior, el gobernante argentino salió derrotado en las elecciones primarias.