¿Quién agarrará el fierro caliente (la Selección nacional)?

 

Gustavo Cortez C./Editor / Deportes

¿Quién agarrará el fierro caliente (la Selección nacional)?

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF), que el jueves destituyó a Eduardo Villegas, anuncia que en dos semanas máximo se conocerá al sustituto, el que dirigirá a la Selección nacional en las próximas Eliminatorias. Hay varios candidatos, pero el que más fuerte suena es el venezolano César Farías, quien está a un paso de la firma.

Sea quien sea, agarrará un fierro caliente, porque eso es la Selección. Y seguro le harán firmar también un contrato con una cláusula de rescisión que no sea muy cara, como pasó con Villegas, a quien le dijeron chau y le pagarán dos meses de sueldo por su salida.

Es que no hay procesos en Bolivia, menos en la Selección. Hubo uno que fue inocuo, el de Erwin Sánchez (2006-2009). Platini estaba aprendiendo a ser DT y la Federación de Carlos Chávez le dio el cargo a cambio de una deuda que tenía con él cuando trabajaban juntos en Oriente Petrolero. Hasta esas "negociaciones" soporta la Selección.

De Villegas la actual dirigencia se quejó que no solo desportilló la imagen de la Verde en la Copa América, sino que no hacía nada en su tiempo libre, salvo ver algunos partidos del torneo de la División Profesional.

La queja nos trajo a la memoria los días de Héctor Veira tomando sol en la piscina del hotel Los Tajibos. El 'Bambino' dirigió a la Selección (1998-2000), pero cuando no había partidos aprovechaba así el tiempo libre.

Pero no les echemos toda la culpa a los técnicos. Si no tienen nada que hacer, matarán el tiempo como pueden o quieren. La que sí debe rayar la cancha y bien claro es la Federación. El futuro seleccionador tiene que presentar un plan de trabajo —con actividad diaria en lo posible—, y la dirigencia tiene que supervisar y exigir su cumplimiento.

Tareas por hacer sobran en nuestro fútbol. Y más allá de cuánto ganen, que dejen enseñanzas y adquieran un compromiso con la Selección. Ojalá hallemos uno así.