El Gobierno provee de insumos médicos a 7 hospitales de Sucre

El presidente Evo Morales y la ministra de Salud, Gabriela Montaño, en el Hospital Santa Bárbara.
Foto: ABI

 

Cambio - Edición impresa
El presidente Evo Morales hizo entrega ayer de equipos médicos y medicamentos a siete hospitales de Sucre, como parte de la implementación del Sistema Único de Salud (SUS).

“Ahora, con el SUS, en el hospital ya no se cobra. La implementación del SUS es todo un proceso que tiene su tiempo como cualquier programa nuevo, felizmente ya empezamos”, dijo el Jefe de Estado.

El acto se realizó en el hospital Santa Bárbara, que tiene 458 años de existencia. 

Los insumos entregados tienen un costo de 10,7 millones de bolivianos, de los cuales 8,5 millones se destinaron a la compra de equipos y 2,2 millones a los medicamentos.

Esta es la tercera entrega que realiza el Gobierno como parte de las tareas que despliega para la implementación del SUS. La primera la hizo en La Paz, con una inversión de 25,1 millones de bolivianos, y la segunda en Cochabamba, con 15,5 millones de bolivianos.

La cuarta será en Potosí, adelantó la ministra de Salud, Gabriela Montaño.

Los hospitales que se beneficiaron ayer con la dotación fueron: Santa Bárbara, del Niño, Ginecobstétrico, el Instituto de Gastroenterología Boliviano Japonés, Instituto Chuquisaqueño de Oncología, Psicopedagógico y el Psiquiátrico Gregorio Pacheco.

“Como personal médico nos sentimos muy contentos por la gran cantidad de medicamentos y equipamiento que nos están trayendo. Gracias al SUS, ahora sí podemos atender de buena manera a nuestros pacientes”, celebró el director del Hospital Santa Bárbara, Oswald Enríquez Rojas.

La ministra Montaño destacó que el Gobierno invierte en salud como nunca se hizo en la historia del país. 

“Nunca antes se había invertido tanto en salud; tenemos un plan de hospitales que alcanza a los 2.000 millones de dólares. Este año vamos a entregar seis (hospitales)”, adelantó Montaño.

El Hospital Santa Bárbara es el que más equipos recibió, entre los cuales están las camas multipropósito UCI, ventilador pulmonar, aspirador de secreciones rodable, carro de paro con desfibrilador, electrobisturí, incubadoras neonatales, máquina de anestesia, lámpara cialítica, caja de neurología, caja de traumatología y esterilizador de plasma.

El Instituto de Gastroenterología Boliviano Japonés recibió  torres de endoscopia completa, rayos X fluoroscopia, arco en C, torre de laparoscopia, máquina de anestesia, monitor multiparamétrico con capnografía, entre otros.

El SUS es un modelo de atenciones médicas gratuitas en los tres niveles del sector salud público. Cuenta con un presupuesto de 235 millones de dólares, que serán destinados para el pago de los productos en salud, equipamiento, medicamentos, ítems y mejoras en la  infraestructura. 

 

Evo critica el paro indefinido de los médicos

El presidente Evo Morales criticó ayer el paro indefinido del Colegio Médico de Bolivia, que se inició el lunes y que según el Ministerio de Salud suspendió solo entre el 25% y el 30% de sus servicios en el país.

“Los jóvenes me dicen ‘yo quiero ser médico para ayudar al prójimo’. Si pensamos desde ese punto de vista, pues la vida no puede ser mercancía. Entonces, no entiendo cómo se pueden oponer a normas para la construcción de nuevos hospitales u oponerse al SUS”, reprochó Morales en la entrega de equipos médicos y medicamentos en la ciudad de Sucre.

Los galenos demandan la atención de un pliego de peticiones de cinco puntos, pero el Ministerio de Salud ya respondió a esas demandas y volvió a invitarlos a la mesa del diálogo.

“Sospechosamente los médicos programan un paro para el 21 de agosto, justo cuando fue el golpe de Estado de Hugo Banzer, es como hacer un homenaje a la dictadura y no a la democracia”, sentenció Morales. 

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, por su parte, agradeció a los médicos de Sucre, que no acataron la medida de presión. 

“Gracias por seguir atendiendo a los pacientes, sin haber parado ni un solo minuto”, dijo en la entrega de insumos.