Puestos operacionales móviles se reforzarán con 30 drones

En la actualidad se usan artefactos de menor capacidad para labores de vigilancia.
Foto: Archivo

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
Cada uno de los 30 puestos militares operacionales móviles, que se instalarán en puntos estratégicos en la zona de seguridad fronteriza con Chile y Perú, contarán en los próximos días con drones tácticos, entre otros dispositivos tecnológicos, para fortalecer la lucha contra este delito transnacional. 

“Cada puesto móvil tendrá su dron para el reconocimiento de la zona donde operan las patrullas anticontrabando y luego se adquirirán otras aeronaves estratégicas más grandes y de mayor alcance para tener el control de 30 kilómetros entre cada puesto operacional (19 en la frontera con Chile y seis en los límites con Perú)”, detalló a Cambio el viceministro de Lucha contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez.

Los drones para los puestos móviles realizarán labores de reconocimiento y seguridad con el fin de establecer la presencia de personas extrañas o caravanas de vehículos en las fronteras con ambos países, y tareas de ubicación para conocer con exactitud dónde están los clanes delictivos que se dedican a afectar la economía e industria nacional al introducir productos ilegales desde ambos países.

Estos puestos los conforman tres contenedores con 15 camas, duchas, baños y servicios básicos que necesitan los uniformados, de esta manera se tiene la segunda fila en la zona del interior del país, con un control más preciso para evitar el paso de motorizados de diversos tamaños. 

Asimismo, Rodríguez señaló que se concluye la construcción y emplazamiento de los 25 puestos militares adelantados.

También se adquirirán dos lanchas militares especiales semiblindadas para diversas operaciones en el lago Titicaca y en otras zonas lacustres. De igual manera se contará con otros 50 vehículos para operaciones.

La autoridad ponderó el compromiso del Gobierno en el combate contra este flagelo, puesto que anteriores administraciones “no se preocuparon de hacer el control en la frontera ni de dotar del equipamiento necesario para enfrentar a los clanes delictivos”.