Morales entrega 200 volquetas y repuestos a cooperativistas

Una multitudinaria concentración en instalaciones del Regimiento Ingavi Cuarto de Caballería, de El Alto.
Foto: Min. de Comunicación

 

Luis Fernando Cruz Ríos / Cambio
El presidente Evo Morales entregó ayer 200 volquetas y repuestos a la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), donados por la República Popular China, para fortalecer a los sectores productivos mineros del país.

De acuerdo con los datos técnicos, 100 volquetas adquiridas con 6 millones de dólares tienen una capacidad para transportar 13 toneladas de carga, cada una. Las otras 100, con capacidad de carga individual de hasta 15 toneladas, demandaron una inversión de 6,7 millones de dólares por parte de China. En tanto que los 108 paquetes de repuestos para los motorizados tienen un costo de 1,4 millones de dólares, financiados por el país asiático.

“Entregamos 200 volquetas y repuestos donados por #China a la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de #Bolivia en El Alto. Agradecemos estas contribuciones sin condicionamientos. Las cooperativas son importantes para Bolivia, reconocemos su aporte al crecimiento económico”, escribió el Presidente en su cuenta de Twitter.

En ese contexto, expresó su complacencia por el aporte de las cooperativas mineras a la economía nacional, por lo que demandó a la dirigencia de Fencomin reflexionar sobre el plan de gobierno presentado por los candidatos de oposición que proponen acabar con el extractivismo hasta 2030.

“(…) eso significa que ya no debe haber minería. Ustedes saben que no mentimos y nunca vamos a mentir, pero con la verdad vamos a derrotar la falsedad. Aquí es una cuestión de información, decir que vamos a acabar con el extractivismo significa cerrar los pozos de gas, cerrar las minas, (entonces) puedo entender que es otra forma de la mal llamada relocalización, está en su programa. Hermano Feliciano Mamani y otros dirigentes tienen la obligación de informar a las bases”, sostuvo.

Morales expresó su confianza que frente a la pretensión de la derecha de volver al pasado, la fuerza de las organizaciones sociales defenderá la recuperación de los recursos naturales.