Juez determina detención domiciliaria para Revilla

El alcalde Luis Revilla (izq.), durante la audiencia de medidas cautelares realizada en la ciudad de El Alto.
Foto: Carlos Barrios

 

José Guzmán / Cambio - Edición impresa
El juez 1º de Instrucción Penal determinó anoche dar detención domiciliaria con arraigo y permiso de salida laboral al alcalde de La Paz, Luis Revilla, por el caso del colapso del relleno sanitario de Alpacoma, ocurrido en enero de este año.

El fiscal Marco Antonio Rodríguez informó que el burgomaestre es acusado por la presunta comisión de delitos contra la salud pública e incumplimiento de deberes en esa investigación. 

“En audiencia de medidas cautelares, el Ministerio Público ha fundamentado la existencia de un hecho punible que es el rebalse del relleno sanitario de Alpacoma, que ha generado daño a la salud y al medio ambiente. El juez valoró los elementos probatorios y por eso determinó esas medidas (contra Revilla), además de que cada 30 días deberá presentarse ante la Fiscalía Departamental de La Paz”, declaró a los periodistas.

El Ministerio Público sostuvo que por Constitución los gobiernos municipales tienen competencias exclusivas en el manejo de los residuos sólidos o de la basura; por ello, independientemente de que la comuna paceña haya contratado a una empresa como Residuos Sólidos y Servicios Ambientales (TERSA) para esta labor, “no cumplió con el control, seguimiento, monitoreo y las inspecciones periódicas que debían realizarse al relleno sanitario de Alpacoma”. 

Además, un boletín de prensa de la Fiscalía de La Paz indica que “se hizo hincapié en las 17 personas de la comunidad de Magdalena de Cayo que fueron afectadas por intoxicación, ardor en ojos y nariz, malestares físicos en general, infecciones estomacales, quienes tuvieron que recibir la atención médica necesaria” a causa del colapso del botadero.

Por su parte, Luis Revilla, que acudió a la audiencia con su esposa Maricruz Ribera, calificó como “un abuso y excesiva” la determinación judicial y aseguró que apelarán este ordenamiento.

“Vamos a cumplir con la determinación judicial, pero paralelamente vamos a demostrar que no tenemos culpabilidad.

La audiencia cautelar se desarrolló en medio de vigilias de funcionarios ediles que, según denuncias, fueron obligados a dar el respaldo al burgomaestre, además que abandonaron su fuente laboral en perjuicio de la población que debe realizar trámites de toda índole.

“Nuevamente estamos siendo utilizados los trabajadores municipales para acudir a la audiencia del Alcalde, los que estamos lejos deberíamos de ir a las diferentes iglesias de acuerdo con la instrucción que dieron los directores y los subalcaldes y puedan rezar para que no lo cautelen al alcalde Revilla”, dijo la trabajadora Epifania Colque, según ABI.

Incluso se dieron amagues de enfrentamientos entre los funcionarios y los efectivos policiales que controlaron las instalaciones del Tribunal Regional de Justicia de El Alto, donde se llevó a cabo la audiencia.

El Ministerio Público también investiga a Revilla por uso indebido de bienes y servicios públicos de la Alcaldía paceña, en el caso “Yo soy mi primer amor”.