El MAS-IPSP y la Agenda de Octubre de 2003

 

Cambio - Bolivia Decide

Una de las demandas de la Agenda de Octubre, que fue la bandera de lucha de los alteños en 2003, fue la recuperación de los recursos naturales y su posterior industrialización.

La exigencia fue cumplida por el presidente Evo Morales y su gabinete, cuando el 1 de mayo de 2006 aprobó el Decreto Supremo 28701 que dispone la nacionalización de los recursos naturales hidrocarburíferos del país y, por tanto, el “Estado recupera la propiedad, la posesión y el control total y absoluto de esos recursos”.

“La nacionalización del gas y los hidrocarburos, la primera gran medida de Evo Morales, fue importantísima para poder recuperar los recursos naturales, pero sobre todo para ser leales a lo que fue la Agenda de Octubre de 2003”, indicó el sociólogo Eduardo Paz Rada.

De esa manera, sostuvo, se recuperaron grandes recursos económicos que estaban en manos de las transnacionales. “Todos los capitales eran llevados al exterior y no se quedaban en Bolivia”.

“Con la nacionalización la plata se queda en Bolivia, recupera los recursos naturales y Bolivia comienza a recuperar el papel importante del Estado y en los últimos años estamos viendo el proceso de industrialización del gas, importantes inversiones en el Chaco y Cochabamba; además de las inversiones en el litio, y todo esto se enmarca en el proceso de liberación”, afirmó.

Para el exministro José Pimentel, el proceso fue positivo, pero preocupa el hecho de que el Gobierno no haya industrializado el sector minero, a pesar de que en 2018 fue el sector que más exportó al exterior (40%).

En tanto que para el secretario ejecutivo de la Confederación de Rentistas de Bolivia, Cristóbal Araníbar, el proceso de la nacionalización cosecha hoy sus resultados, y coincidió con Pimentel en sentido de que la minería no fue potenciada, tanto tecnológica como de financieramente.