Brasil permite intervención militar para sofocar el fuego

Manifestantes ponen en duda el compromiso del Jefe de Estado brasileño.
Foto: Telesur

 

Telesur - Edición impresa

Después de 20 días consecutivos de los incendios en la Amazonia y la presión internacional, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, autorizó ayer la disponibilidad de aviones militares y 44 mil soldados con el objetivo de combatir el desastre.

El mandatario anunció la firma de un decreto de Garantía de Ley u Orden, amparado en la Constitución brasileña, que autoriza la participación del Ejército para controlar la catástrofe ambiental por el período de un mes, hasta el 24 de septiembre.

Aunque Bolsonaro describió con anterioridad las protecciones de la selva como un obstáculo para el desarrollo económico de Brasil, esta vez afirmó que su gobierno tiene “tolerancia cero con la criminalidad, y en el área ambiental no será diferente”.

Por ello, los militares brasileños podrán desplazarse a las áreas fronterizas, tierras indígenas y otras unidades de conservación de los estados de la Amazonia para prevenir delitos ambientales y combatir focos de los incendios.

Además, el ministro de Defensa de Brasil, Fernando Azevedo, subrayó que la participación del Ejército y la Aeronáutica brasileños se legitimó porque los gobiernos provinciales aceptaron esa intervención, pues bajo las leyes del país los estados deben solicitar ayuda para que los soldados sean desplegados.

No obstante, según Azevedo, solo cuatro han solicitado apoyo hasta el momento: Rondonia, Roraima, Tocantins y Pará. Asimismo, los estados de Mato Grosso y Acre preparan las solicitudes.

Igualmente, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Brasil, Raúl Botelho, indicó que menos de 50 personas serán enviadas desde Brasilia a Porto Velho, en el estado de Rondônia, para apoyar las operaciones. Cifra que incluye a 30 bomberos y 18 especialistas en comunicaciones.

Morales convoca a la OTCA

Los incendios en la selva tropical más grande del mundo han provocado una protesta mundial. Desde Bolivia, el presidente Evo Morales convocó a una reunión de cancilleres de los países que integran la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA) con el propósito de abordar la emergencia de los incendios.

Morales enfatizó que la reunión con los demás gobiernos que integran la OTCA (Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Guyana, Surinam y Brasil) no es solo para tratar el actual desastre, sino para debatir profundamente sobre el futuro y cómo cuidar la Amazonia y su biodiversidad.