Empieza a ser controlado el fuego en la Chiquitania y disminuyen los incendios

El ministro Juan Ramón Quintana.
Foto: Ministerio de Defensa

 

Cambio - Edición impresa

El avión Boeing 747 SuperTanker regó en cuatro vuelos un total de 288 mil litros de agua sobre las áreas de quema, en la segunda jornada de operación. Gran parte de los focos de calor fueron neutralizados en la Chiquitania, informó ayer el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

“Despachamos cuatro vuelos, cada uno con 72 mil litros de agua haciendo un total de 288 mil litros de agua descargados por el SuperTanker”, informó la autoridad de Estado desde la base de operaciones del Gabinete de Emergencia Ambiental, que tiene su centro en Roboré.

Precisó que el tiempo promedio para el carguío del líquido elemento es de 18 minutos y el tiempo promedio de despacho de la aeronave es de 40 minutos.

Asimismo, indicó que el Servicio de Aeropuertos Bolivianos (Sabsa) atiende de manera eficiente el despacho de la aeronave con equipo propio y que para ello fueron designadas 15 personas para atención exclusiva del avión cisterna.

En la jornada de ayer, el ‘avión bombero’ realizó tres vuelos. El primero sobre la zona de Taperas, pasadas las 09.00; el segundo sobrevuelo se lo efectuó en la serranía de San José de Chiquitos y el tercero sobre la serranía del cañadón de Ipías.

“Con estas acciones del SuperTanker estamos sellando las intervenciones en la zona y nos vamos a concentrar más al sur. (…) Nos ha sorprendido la audacia y destreza del piloto”, informó el ministro Quintana.

Remarcó que todas las operaciones del avión bombero son “plenamente exitosas” y manifestó su deseo de que se repita durante todas las jornadas en que intervenga la aeronave.

Pidió a bomberos, militares, policías y voluntarios acompañar en tierra las faenas de mitigación del fuego que realiza el avión SuperTanker.
Quintana dijo que la nave logró descargar, “con una proeza admirable”, el agua entre una meseta y otra de la región de Taperas.

Explicó que el plan operativo elaborado por el Gabinete de Emergencia Ambiental establece utilizar el avión en las áreas donde existe mayor concentración de focos de calor, “que son prácticamente cinco”, y aseguró que, si se logra controlar la totalidad de los focos de calor, la operación “en general habría sido un éxito”.

“Hoy día hemos visto prácticamente como una especie de lluvia torrencial se ha echado sobre la zona que estaba quemándose. Esta es una segunda operación exitosa”, reiteró el Ministro de la Presidencia.

Según fuentes oficiales, el incendio forestal en la Chiquitania boliviana devastó al menos 750.000 hectáreas.

Por otra parte, Quintana informó que su despacho y el de Defensa instalaron Fuerzas de Tarea Conjunta en San Ignacio de Velasco y Puerto Suárez, respectivamente, para enfrentar los incendios y sequías que afectan a la Chiquitania.

Entre otras tareas del Gabinete de Emergencia Ambiental, informó que fue inaugurado un albergue transitorio para los animales silvestres afectados por el incendio forestal y se entregó forraje a los ganaderos para mitigar los efectos del desastre que devastó extensas zonas de pastizales.