¿Qué otras zonas del planeta arden además de la Amazonia?

Foto: RR.AA.
Un elefante camina y al fondo se observan los incendios.

 

TeleSUR    

Un estudio publicado en febrero por la Agencia Espacial Europea (ESA) dio cuenta de las zonas del mundo que arden con incendios forestales durante este verano, entre ellas  la registrada en la Amazonia. Sin embargo, también en África y el Ártico hay fenómenos similares que ocurren en medio del silencio mediático y popular.

En las imágenes que se desprenden de este estudio se puede observar cómo África Subsahariana luce completamente teñido de rojo, lo que en cifras representa una acumulación del 70% del área quemada en todo el mundo. 

Además, la agencia determinó que esta área en llamas contribuye con el 25-35% de las emisiones de gases anuales que generan el efecto invernadero. En el Ártico hay también zonas afectadas por las llamas. Solo este verano, más de 600 incendios forestales consumieron casi 1 millón de hectáreas en Alaska, mientras que en Siberia el fuego cubre 5,2 millones de hectáreas. En total, algunos incendios en Alaska y Siberia cubrieron áreas que equivalen a 100 mil campos de fútbol.

De acuerdo con un reporte de la NASA, los incendios en África son permanentes debido a las actividades agrícolas y ganaderas que se desarrollan en aquella región.

OTROS CASOS 
Asimismo, el estudio de la ESA muestra otros casos como el de Tailandia, donde los incendios se iniciaron en el sur del país a finales de julio y quemó 2 millones de hectáreas. 

Los focos de llamas son el reflejo del aumento de la temperatura global que aumentó 1,71 grados Fahrenheit con respecto a la media del siglo XX.

Recientemente se registró un incendio en alrededor de 56 hectáreas de la Reserva Geobotánica Pululahua en Ecuador, que persiste desde el viernes.

El incendio no pudo ser controlado pese a los esfuerzos de bomberos, militares y voluntarios, y pone en peligro la flora y la fauna del lugar. Aunque no son oficiales las causas del origen de las llamas, podrían estar relacionadas con la quema de vegetación posiblemente con fines agrícolas.

Entre las acciones realizadas para sofocar el incendio están la utilización de helicópteros del Cuerpo de Bomberos de Quito, de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas para hacer un reconocimiento aéreo de los focos de calor. También la utilización de las franjas cortafuego y líneas de defensa para controlar y liquidar las llamas.

Las principales dificultades para sofocar el fuego son las condiciones topográficas y climáticas. Se reportan corrientes de viento de hasta 40 kilómetros por hora y zonas con pendientes de 90 grados que dificultan el trabajo de los bomberos.

La directora Nacional Forestal del Ministerio del Ambiente de Ecuador, Jessica Coronel, explicó que las especies de flora son las más amenazadas.

Se reportan como quemadas orquídeas, achupallas, cedros, matorrales de arbustos, pajonales, bromelias, musgos, líquenes, arrayanes, pumamaquis y hualicones de al menos 30 años de edad.

Debido a esta gran variedad de plantas y árboles, la de Pululahua es la única Reserva Geobotánica en el país suramericano.

El informe del Gobierno ecuatoriano señala que esta zona también alberga especies de la fauna como lobos de páramo, osos de anteojos, roedores, conejos, murciélagos, pavas de monte, tangaras y colibríes.