En defensa de la Madre Tierra

 

El presidente Evo Morales, quien participó de la Cumbre de Presidentes por la Amazonia en la ciudad colombiana de Leticia, mostró una vez más su liderazgo indiscutible en la defensa de la Madre Tierra, ya que está amenazada de muerte por el cambio climático ocasionado por el consumismo.

El Jefe de Estado boliviano, frente a sus homólogos del Perú, Colombia, Ecuador, el Vicepresidente de Surinam, el Canciller de Brasil y un grupo de indígenas, exhortó a recuperar la sabiduría de los pueblos que viven en armonía con la Madre Tierra.

Pidió a los mandatarios que asistieron al encuentro despojarse de las diferencias políticas porque la defensa de la Pachamama convoca a todos a trabajar sin exclusiones, y buscar las causas estructurales del calentamiento global y detener la devastación de los recursos naturales.

El encuentro concluyó con la firma del Pacto de Leticia, una hoja de ruta que deberán emprender no solo los países amazónicos, sino también las naciones de la región y la comunidad internacional. Los siete países se comprometen a articular sus sistemas nacionales de prevención y atención de desastres para atender de la forma más efectiva las emergencias de impacto regional, como los incendios que destruyen parte de la Amazonia de Brasil y Bolivia. Los países amazónicos manifiestan su intención de restaurar, rehabilitar y reforestar aceleradamente los lugares degradados por incendios forestales y actividades ilegales, así como recuperar los ecosistemas y las especies que se han visto afectadas.  

Las naciones incrementarán el monitoreo del pulmón del mundo, principalmente con un sistema de alertas tempranas por deforestación y degradación que les permita prevenir tragedias. Se comprometen a intercambiar información para mejorar el seguimiento que hacen al clima, la biodiversidad, los recursos hídricos e hidrobiológicos, todo bajo “un enfoque de cuenca hidrográfica y basado en comunidades”.

Proponen que haya un uso sostenible de los bosques y un consumo responsable de los recursos para promover las cadenas de valor y otros enfoques de producción sustentable, incluidos los que están basados en la biodiversidad. Impulsarán acciones para empoderar a las mujeres y a los indígenas de la Amazonia, con el objetivo de que se fortalezca su participación en la conservación y desarrollo sostenible de la región.

Las naciones amazónicas articularán campañas de educación que tienen como fin crear “conciencia sobre el rol y función” de la región, así como dar a conocer cuáles son los retos y amenazas que enfrenta la protección de los bosques y de los conocimientos de las comunidades que viven allí.

La idea es que los países trabajen en conjunto para conseguir recursos, tanto públicos como privados, para fortalecer las iniciativas que permitan la protección del pulmón del mundo e implementar el Pacto de Leticia.

Morales dejó en claro su postura sobre la defensa del medio ambiente, a través de una serie de tuits: “Nuestra Madre Tierra está amenazada de muerte. El lucro y consumismo de unos pocos amenaza la vida de muchos. Los incendios en nuestros bosques y Amazonia son síntomas que nos deben llevar a identificar las causas del calentamiento global y acciones urgentes para salvar al mundo”.

“Enfrentamos como humanidad una realidad innegable. Pasamos de la consigna ‘Patria o muerte’ a la advertencia ‘Planeta o muerte’ por el bien de las futuras generaciones. La Madre Tierra no necesita al hombre, pero el hombre necesita la vida y, por tanto, necesita a la Madre Tierra”.

De esta forma, una vez más, el Presidente boliviano hizo escuchar su voz en el concierto internacional donde es conocido como un exponente y paradigma de amor a la Pachamama. Hay que recordar que fue un artífice para que la Asamblea General de las Naciones Unidas reconozca el acceso al agua como un derecho humano.