Hincha iraní de fútbol se inmola ante juez

Quiso entrar a un partido de fútbol disfrazada de hombre y por ello fue detenida en Irán.
FotoEspañol24

Teherán / AFP

La justicia iraní investigará la muerte de una aficionada de fútbol, que fue detenida el año pasado y se inmoló delante de un juez la semana pasada.

La vicepresidenta Masoumeh Ebtekar envió al responsable del Poder Judicial una carta en la que pide una investigación, según la agencia de prensa oficial Irna.

Sahar Jodayari, de 30 años, fue arrestada el año pasado cuando intentó entrar en un estadio de fútbol disfrazada de hombre para poder asistir a un partido de su equipo favorito, el Esteghlal FC de Teherán, según el diario Varzesh3, que citó a su hermana.

En Irán, las mujeres no pueden entrar a los estadios desde la Revolución islámica de 1979, ya que los responsables religiosos dicen que deben estar protegidas de la “atmósfera masculina” y no mirar “a hombres semidesnudos”.

Llamada la ‘chica azul’, en referencia a los colores del uniforme del Esteghlal, se suicidó prendiéndose fuego ante un tribunal cuando supo que pasaría seis meses en la cárcel.

Pero el Ministerio de Justicia iraní afirma que ninguna sentencia había sido pronunciada y ni siquiera se había celebrado un juicio.

La muerte de Jodayari provocó una ola de solidaridad y la gente pide a la FIFA que excluya a Irán de sus competiciones.