Chile a 49 años de Allende

 

Eduardo Contreras/ PRENSA LATINA

“Solo asesinándome a balazos podrán apartarme de mi compromiso con el pueblo”, advirtió en su momento Salvador Allende tras su elección como presidente de Chile el 4 de septiembre de 1970, hace ya 49 años. Y así fue efectivamente.

El más grande líder de la izquierda chilena de toda nuestra historia y el mejor presidente que jamás hayamos tenido, permaneció en su puesto de lucha hasta el último minuto y solo acribillándolo a balazos con la patrulla que dirigía el general de ejército Javier Palacios en la toma del Palacio de La Moneda pudieron poner fin a su heroica resistencia al criminal golpe de Estado del 11 de septiembre del 73.

Lo objetivo es que ese mediodía se puso fin al mejor gobierno de la historia de Chile.

Las realizaciones del gobierno de la Unidad Popular llevaron alegría y entusiasmo a las chilenas y chilenos que, en la pampa, la cordillera o el litoral, en el norte, centro y sur del país, en el campo, la fábrica, el liceo, la oficina, la universidad, por todas partes construíamos junto a nuestro Presidente un Chile bien diferente.

Un gobierno que cumplía su palabra y sorprendía al mundo por el surgimiento de una nueva sociedad por medios legales y pacíficos. Se recuperaban las riquezas fundamentales del país hasta entonces en manos extranjeras, se realizaba una Reforma Agraria a fondo, se levantaban escuelas, hospitales, viviendas dignas para el pueblo, salarios justos.