El Tour Ambiental que revoluciona a estudiantes en Villazón

Foto: Una de las lagunas en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales.

Melina Valencia Achá

Miles de estudiante, algunos acompañados de sus padres, ya experimentaron el novedoso Tour Ambiental que promociona el municipio de Villazón en coordinación con instituciones encargadas de los servicios de agua potable y tratamiento de la basura, en el marco del compromiso y preservación del medioambiente.

Se trata de un recorrido por cuatro puntos estratégicos: La planta de potabilización de agua, la planta de tratamiento de aguas residuales, el relleno sanitario y la planta de compostaje. El proyecto se inició en mayo.

“¿Cómo quieren que la población cuide y valore el servicio si no ve cuánto cuesta tenerlo o mantenerlo? Por ello en el municipio hemos implementado el Tour Ambiental que está destinado principalmente a estudiantes de primaria y secundaria”, señaló el responsable de Desarrollo Comunitario de la Empresa Municipal de Aseo Villazón (Emavi), David Gonzalo Alarcón.

El proyecto no resultó con las señoras del mercado, tampoco con las Organizaciones Territoriales de Base Comunitaria (OTB), pero éstos lograron involucrarse a través de sus hijos que asisten a la escuela o colegio, añade el responsable de Emavi.

Por ello los estudiantes tienen una capacitación previa, teórica, y luego están habilitados para realizar el tour en grupos de 50 personas. Los buses salen todos los lunes, miércoles y viernes, y dura al menos cuatro horas.

Ya son 10 unidades educativas de 15 que existen en la ciudad de Villazón que tuvieron la oportunidad de conocer, por ejemplo, de la calidad de agua que consumen y su tratamiento, o cómo pueden contribuir al reciclaje de la basura. Estudiantes de cinco establecimientos educativos aportan con la recolección de residuos orgánicos para la planta de compostaje.

La primera parada es la Planta de Potabilización de Agua, donde los visitantes conocen desde la captación de agua, su tratamiento y distribución para el consumo de la población. También reciben una explicación técnica del control de calidad de agua en el laboratorio, el cual está equipado con modernas herramientas.

Allí el gerente de la Empresa Municipal de Saneamiento Básico Villazón (Emsabav), Roberto Vargas, informa que el consumo promedio de una persona por día es de 100 litros de agua, por lo que el caudal que se distribuye es de 60 a 70 litros por segundo. “En invierno el consumo se reduce a 50 litros por segundo, es fácil de cubrir esa demanda, el problema se presenta a fin de año, cuando la demanda se incrementa a 70 litros y la oferta es solo de 40 litros (por persona) y tenemos que recurrir a medidas de racionamiento”, explica.

Desde la planta se tiene una vista panorámica de la cuenca principal y los pozos profundos donde se recolecta el agua para el consumo. Los estudiantes logran comprender en este punto los pasos complejos para obtener agua potable y por el que deben tomar mayor conciencia para evitar el derroche del líquido elemento.

PLANTA DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES
La segunda parada es la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (al norte de la ciudad), donde los encargados del tour explican el proceso del agua después de su uso en los domicilios.

“Es para que los niños conozcan dónde va el agua que consumen en sus casas”, señala Hilda Rivero, responsable del área.

Es en la estación de bombeo que captan el agua del alcantarillado sanitario y luego la dirigen a una cámara de rejillas (para desechar basura como plásticos) y posteriormente a un desarenador para desechar restos sólidos. “Tenemos dos lagunas donde se realiza un tratamiento biológico del agua, por medio de bacterias que consumen la materia orgánica que se encuentra en suspensión en el agua y que luego lo convierte en lodo sedimentado en la superficie de la laguna”, explica Rivero.

Debido a este tratamiento biológico, este sedimento puede ser utilizado luego en abono para la agricultura, por el que también llegan una variedad de aves a las lagunas, incluso flamencos.

“Estamos socializando con los estudiantes para que aprendan a cuidar el agua, hagan buen uso y no derrochen”, dice Rivero. Añade que en Villazón todavía existe una tarifa plana del consumo del agua y se ha verificado un consumo excesivo y derroche de los más de 45.000 mil habitantes en esa región.

RELLENO SANITARIO Y PLANTA DE COMPOSTAJE
“Villazón es el único municipio del departamento de Potosí que cuenta con un relleno sanitario en operación”, asegura Alarcón.

Ubicado en la zona de Agua Chica, el Relleno Sanitario está emplazado en un área de 11 hectáreas, donde también se encuentra la Planta de Compostaje.

Allí también se cuenta con un mirador desde donde se puede observar cómo ingresa la basura, la cual pasa por una báscula para verificar su peso. “Al relleno sanitario ingresan 500 toneladas de residuos sólidos recolectados mensualmente”. Es uno de los datos que sorprende a los estudiantes.

La vida útil de la macrocelda del relleno sanitario es de 20 años, al concluir su ciclo, este lugar tendrá alrededor de 300 arbolitos que ya se encuentran en proceso de crecimiento para dejar la zona como lugar de esparcimiento y recreacional.

Debido a este proyecto, los estudiantes se organizaron en grupos para conformar una brigada ambiental que funciona todos los lunes y controla que la basura esté en el lugar que corresponde, además clasifican los residuos.

Son los alumnos quienes contribuyen a la recolección de residuos orgánicos que luego servirán para la producción de abono, que ellos mismos utilizarán para el cultivo de hortalizas en sus huertos escolares o familiares.

Para más información del tour llame al 70656610 Gerencia de Emavi.