Opinión

Opinión

Por ellos

Marta Platía

Violencia, instrumento de conspiración en Bolivia

Jorge Silva Trujillo

El secuestro, tortura y asesinato del compañero Rodolfo Illanes no es casual, es el resultado de la estrategia política de aquellos que pretenden impedir la construcción del nuevo Estado defensor de los recursos naturales y generador de políticas sociales al servicio de su Pueblo, es el ataque despiadado de aquellos que utilizan la violencia como instrumento de lucha política para producir muerte y zozobra al pueblo, ese pueblo que hoy llora la partida de un hermano de un hombre comprometido con su gente, con su ciudad, con su departamento y con su Patria. 

Gobierno de Macri crea una cárcel para migrantes

Sebastian Abrevaya

Era el año 2010 y Mauricio Macri todavía iba por su primer mandato como jefe de gobierno porteño. Sin embargo, ya fijaba con claridad su posición respecto de la política migratoria argentina. Tras graves incidentes en una toma de tierras en Villa Soldati, Macri responsabilizó de los hechos a la “inmigración descontrolada”.

Colombia, la paz sí es contigo

Javier Calderón Castillo

Cuba cumplió con el pueblo colombiano

Patricio Montesinos

Con la firma en La Habana, este 24 de agosto, del  acuerdo final para poner término al prolongado conflicto colombiano, Cuba reafirmó  su reconocida vocación de paz, solidaridad y  justicia,  y cumplió con el pueblo de esa nación latinoamericana con la modestia y humildad que le caracterizan.

Vivir del Estado

Una de las muletillas más utilizadas por los medios contrarios a los cambios realizados en el país ha sido el de reclamar que tal u otra autoridad está para servir al pueblo “porque le pagamos nosotros”.
Ahora que la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) hace conocer su ‘denuncia’, señalando que el Gobierno suspenderá la publicidad estatal a los medios, podemos afirmar que estamos obligados a pedir cuentas a quienes “viven del dinero” de todos nosotros. 

Bartolina Sisa y el siglo XXI

¿Qué diría Bartolina Sisa si viviera en la actualidad?

¿Cómo miraría a la sociedad boliviana después de haber conocido a la sociedad colonial?

Son dos preguntas que nacen y que exigen respuestas, pues aplicar la lógica del Quip Nayra, no es cuestión de metodología, sino de filosofía de vida, de sentido de existencia, de potencia ideológica, de existencia insurgente.

Páginas