Opinión

Opinión

Saben leer... ¡pero no entienden!

Camilo Katari

Los últimos acontecimientos después de promulgado el Código Penal nos confirman que falta un curso acelerado de lectura comprensiva para los dirigentes de los médicos, porque donde van hablan de la ‘triple sanción’ (resarcimiento económico, privación de libertad y despojo del título profesional). 

Primer apunte. Si la sanción es el resarcimiento económico (una especie de conciliación para evitar los procesos judiciales), la posible falta y su sanción se dan por finalizadas. Por lo tanto, la ‘triple sanción’ es una falacia.

Camino al totalitarismo

Rolando Prudencio *

Si de totalitarismos hablamos, habrá que hacerle recuerdo a la Conferencia Episcopal de Bolivia que en la época del neoliberalismo, y antes de la aprobación de la NCPE, la religión católica era la oficial dentro el viejo Estado encomendero de la corona española. No sé si sobre eso han reflexionado los curas de la Conferencia Episcopal ‘Boliviana’, que tienen más españoles que bolivianos en su seno, y que lo totalitario era que la religión católica sea ‘oficial’.

Un continente rico, saqueado y olvidado

Hedelberto López Blanch 

Los grandes medios de comunicación controlados mayoritariamente por los países desarrollados capitalistas reflejan muy pocas noticias sobre el continente africano, y cuando lo hacen, sólo resaltan las notas negativas y minimizan o ignoran las positivas.

¡Paren a Trump ahora!

Patricio Montesinos *

Las Naciones Unidas (ONU), las organizaciones internacionales,  todos los gobiernos y pueblos del mundo, y los propios ciudadanos norteamericanos, deben poner freno de inmediato a las decisiones unilaterales, arbitrarias y desquiciadas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ponen en peligro la convivencia pacífica, los derechos humanos y la existencia futura de nuestro planeta.

Los médicos y su hipocondriaca histeria

Rolando Prudencio *

Hipocondría es un trastorno mental que se caracteriza por una preocupación obsesiva por la propia salud y la valoración exagerada de los signos de enfermedad que padecen. (Larousse).

En términos más comunes el hipocondriaco es comparable con un hipócrita, pues finge estar enfermo, o estando exagera en su sintomatología. Se  conoce también como otra maña —no vamos a decir enfermedad, pues estaríamos contagiándonos de lo mismo—, que es el exceso de mimos, y por esa razón es que el médico ha sido un irremediable mimado.

¿Renunciar sin perder el ítem? ¡Así cualquiera...!

Carmen Miranda Castillo

La renuncia de algunos médicos a cargos administrativos en centros públicos de salud, generalmente jefaturas, resultó ser un engaño a la población, porque en el fondo esos médicos conservan sus ítems, es decir continúan percibiendo salarios estatales.

Frente al genocidio planificado, la ley

Juan Enrique Coronel Quiroga 

No analizaremos por ahora, postergando un examen minucioso de los planteamientos de los sectores de salud, sino nos limitaremos a decir lo esencial, algo que no puede ser callado. 

Páginas