Reportajes

Reportajes (Edición impresa)

Espacios que transportan a un lugar en el tiempo

La Costilla de Adán y la Chopería son espacios de la noche que entre sus paredes guardan artículos que reviven la historia.

Diego Ponce de León Murillo
La ciudad de La Paz tiene infinidad de historias que contar, pero existen lugares que transportan a los visitantes y permiten retomar las raíces de la historia y repensar la manera en que se vivió hace años y siglos.

“Denunciar la violencia me salvó la vida”

Gabriela Ramos
Blanca fue golpeada y abusada por su esposo sistemáticamente durante tres años. Ella relata que al principio solo fueron empujones, pero en cada pelea éstos se convirtieron en sopapos, luego puñetes, patadas, y finalmente una suma de todo eso. Las agresiones pararon hace siete meses luego de que la mujer inició una demanda contra su agresor. 

El plátano es el pan de cada día en los Yungas

El frondoso árbol de gigantes hojas da el fruto que es infaltable en la mesa de los hogares de las familias yungueñas.

jocelyn giovanna chipana lópez
El fiel compañero del yungueño no es un perro, sino el plátano, en sus diversas variedades, que está presente durante todo el día en la alimentación de las familias, además de otras utilidades que le brindan ingeniosamente.  

Cinco plátanos al día consume mínimamente un yungueño, pues esta fruta está presente tanto en comidas saladas como dulces.  

KELEQUELERA, la comunidad más aislada de La Paz

En la zona los lugareños producen frutas y hortalizas que no pueden comercializar por falta de un camino que los conecte con el resto del municipio paceño.

Victor Hugo Chambi Ocaña
Con sacos al hombro o en las espaldas, Zulma acompaña a su esposo por un sendero, pasan por un puente colgante, navegan y siguen caminando desde Kelequelera hasta Caranavi para vender sus productos agrícolas que cultivan de forma cotidiana y que les servirá para luego comprar ropa y otros alimentos.

“son pasivos, honestos, nada violentos, pero sumamente rígidos”

La problemática del autismo en niños, niñas, adolescentes y adultos es una de las áreas menos estudiada, investigada y atendida en Bolivia.  

fernando del carpio z.
El bullying para los niños autistas en las escuelas es increíble, “son pasivos, honestos, nada violentos, pero sumamente rígidos, por lo que es difícil que cambien de un tema a otro con facilidad”, dice Carol Garvizu, madre de una niña autista de cinco años.

Páginas